Edición Impresa

¡Juerza autodepurados!

Oso Mier 16/2/2020 03:13

Escucha esta nota aquí

Mi suegra me ha obligado “libremente” a que publique el siguiente manifiesto, que dice así: “Consultadas las bases integradas por los comandos provinciales, departamentales y nacionales y aprobado por el Comité Político Nacional del JPC y el AMJPC (Alto mando de los JPC) integrados por mi (mi suegra) y mi secretario (yo), hemos decidido retirar nuestra inscripción al binomio presidencial que cuenta con el apoyo de dos juntas vecinales en esta ciudad, un club de futbol en Tarija, cuatro comadres en Potosí y dos maestros jubilados en La Paz, como muestra de desprendimiento patriótico, para evitar la dispersión de votos y evitar que vuelva el chico malo de la película.

No asistiremos a la contienda política, porque nuestros candidatos uninominales, que son vecinos nuestros, uno es croata y el otro es ruso, han sido depurados de las listas, por nuestro secretario de relaciones.

Admitimos que no pudimos hacer alianzas con nadie. Estuvimos a punto de consolidar una alianza con el PCG pero su sigla ocultaba una realidad (Pobres Cuatro Gatos) no conveniente.

No pudimos lograr la paridad de género porque Maricucha tiene ocho niños y no puede ocupar su curul porque en el Parlamento no hay guarderías, Mariana tiene que atender su puesto en el mercado, Isabel nos rechazó ayer, porque prefiere irse a Punta Cana a broncearse que a quemarse en política.

Nos auto depuramos bajo la noble lógica de un elemental principio. El principio del Carnaval, evento al que asistiremos con nuestras comparsas zonales con el debido entusiasmo festivo y pundonor deportivo, bajo el grito guerrero de “¡Juerza autodepurados. Estén atentos a nuestra kermese, donde venderemos majadito de la integración (quinua, huevo y plátano)”!

Es por ello, que el dinero recaudado para la campaña con aportes de nuestras militancias, será destinado en su totalidad para pagar nuestras cuotas carnavaleras, un tanto cuando devengadas”

Hasta ahí la parte medular del manifiesto, pero en lo que coincido con mi suegra es que el carnaval difiere de la política, porque en nuestra fiesta grande podrás encontrarte con el peor adversario que tuviste en la vida y terminar abrazados en un alcohólico “yo te estimo” o cruzando sopapos con tu mejor amigo, por disputarte a una pildorita infiel pero, todo ello, solamente por unos días, en aras del sacrosanto carnaval.

Comentarios