Edición Impresa

Kamala Harris

Raúl Pino-Ichazo Terrazas 11/1/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

¿Qué se puede alegar contra una excepcional mujer como Kamala Harris? nada, por la expresión constante de su naturaleza absolutamente inteligente en delinear su vida: no fue activista como su madre, sino prefirió luchar por los derechos de la igualdad, tan deprimente en Estados Unidos, desde el ámbito profesional: estudió Derecho graduándose con mención honrosa y adquirió la competencia jurídica para que no la subestimen.

Una mujer en Estados Unidos afronta en sí y en forma permanente un panorama difícil si el sujeto no acumula la fuerza de la confrontación.

Kamala significa fortuna y, realmente es una fortuna para un pueblo como el norteamericano, que está saturado por manipulaciones y escándalos en la gestión gubernamental y en la justicia. Puntualmente observe el lector lo que generaron las explosivas declaraciones de Donald Trump el día 06.01.21., inadmisibles para un mandatario; Kamala Harris no hubiera sido elegida vicepresidenta sin haber cultivado con prolijidad y generoso sacrificio intelectual la acción constante de contestataria con sólidos fundamentos.

En una anterior elección, a Kamala Harris conocida desde su puesto de Fiscal Federal, además de inteligente y asfixiante interrogadora, le cupo interrogar inquisitivamente al actual presidente electo Joe Biden por algunas medidas presuntamente injustas contra la igualdad de género.

En Latinoamérica y en el ámbito latino, una actitud de esa naturaleza trasplantada a la actual democracia podría haber generado rencor en Joe Biden; sin embargo, la elige como su compañera de fórmula electoral por su diafanidad y honestidad en sus propósitos de igualdad y justicia equitativa para todos. Esta actitud, sin intención de hipostasiar, nos infiere que el presidente electo de EEUU preservará la verdad, aunque le sea contraria.

El mundo, aunque EEUU ya no es el líder de la humanidad, sino la Unión Europea, está de plácemes, pues asumirá la Vicepresidencia de un país muy poderoso una mujer que ostenta carisma, inteligencia, plena comunión y convencimiento de la igualdad, conocimiento del manejo público y una imagen impoluta que, para el sentir de Norteamérica es imprescindible, por el inevitable reflejo al mundo.

¿Qué dijo Kamala Harris en su nombramiento y postrera elección? “No será la única vez que una mujer asuma la Vicepresidencia”.

Es una mujer que comprendió en sus íntimas raíces que EEUU debe superar su problema de racismo.

 



Comentarios