Opinión

La caída del PIB

El Deber logo
27 de agosto de 2017, 10:30 AM
27 de agosto de 2017, 10:30 AM

Aunque el Gobierno nacional repite que el crecimiento de la economía este año, cuando llegue diciembre, será de un 4,7%, los indicadores oficiales muestran una fuerte caída en los sectores más importantes.

El ministro de Economía, Mario Guillén, reveló que durante el primer trimestre del año el crecimiento económico fue de solamente un 3,34%, la tasa más baja de los últimos siete años para un trimestre, lo que presenta un difícil desafío para el resto de la gestión.

Los factores que influyeron para esta caída fueron el mal desempeño de hidrocarburos, de –14,1%, y de la minería, con –1,6%. La posibilidad de que esos dos sectores tengan un repunte depende de que los pedidos de gas de Brasil y Argentina sean por volúmenes mayores, lo que no parece posible ahora que está pasando el invierno, por un lado, y que aumente la demanda de minerales en el mundo, algo que también es muy difícil.

Un dato que vino a complicar las cosas fue la caída del consumo de acero en el país en el primer semestre, lo que desvela la crisis del sector de la construcción, que se había estado comportando como una locomotora que hacía subir el promedio del PIB.

Las empresas públicas, que también figuraban en las estadísticas como impulsoras del promedio, están con malos desempeños. Según José Luis Parada, asesor de la Gobernación de Santa Cruz, todas las empresas públicas tienen un presupuesto pendiente de ejecución en los últimos dos años, lo que no es un buen augurio.
La esperanza de que las cosas mejoren y se logre la tasa del 4,7% a fin de año está concentrada en el aumento de la demanda interna, que ha crecido un 7,2%, según dijo el ministro Guillén. De la demanda externa, referida al gas natural, no se espera mucho.

El problema es que la demanda interna está alentando el incremento de las importaciones, como se refleja en el déficit comercial que se da este año, con cifras del INE que lo sitúan, a junio de 2017, en 714 millones de dólares.

De todos modos, el Gobierno es optimista y repite que la tasa de crecimiento del PIB este año será de un 4,7%, aunque eso haya sido descartado por proyecciones de la Cepal y del FMI. 

Tags