Edición Impresa

La Chakana versus el Estado-Nación

Escucha esta nota aquí

Sorpresivamente los bolivianos hace pocos días que amanecimos con un símbolo precolombino, en todas partes, la “Chakana”, a menos que nos desmienta el Gobierno, un distintivo vinculado a la Cruz del Sur o Andina, cuyo tablero contiene diseños precolombinos, símbolos incas, incluso dibujos mapuches, que marca el orden y la orientación de la vida de muchas civilizaciones de los Andes, incluyendo la aimara que representa el enlace entre los estratos de la madre tierra y su nexo con el universo; además, señala las cuatro estaciones del año y los tiempos de siembra o cosecha, su figura geométrica se asemeja a una cruz, pero no tiene ninguna relación con la cristiana.

El Gobierno impone en el Estado Boliviano la Chakana como símbolo de identidad, reemplazando al Escudo Nacional en documentos y actos oficiales en franco cinismo para reconocer y poner en vigencia a la cosmología Inca y comunidades del Alto Perú, en reemplazo de los símbolos patrios constitucionalizados, en un intento de aniquilar la constitución del Estado-Nación, hoy la República de Bolivia o Estado Boliviano, fundado el 6 de agosto de 1825. El actual Gobierno de Luis Arce en su afán de aniquilar todo aquello que representa a la República de Bolivia, profundiza la división de los bolivianos, infringiendo el art 8.II. de la CPE, porque promueve la división sociocultural del país, al promover la exclusión de varias naciones del territorio boliviano, esto es gravísimo para el país en pleno siglo XXI y en la antesala de la quinta revolución industrial. También contraviene el artículo 6 de la CPE, que establece como símbolos la tricolor, el himno boliviano, el escudo de armas, la wiphala, la escarapela, la flor de la kantuta y el patujú.

Si el presidente Arce y el vicepresidente Choquehuanca prefieren gobernar en un Estado con las características de un tablero precolombino, háganlo, pero en otro territorio y con otra población, o con los voluntarios masistas que desean volver a la época incaica. Este hecho político partidista se caracteriza por atentar a la unidad del país, cuyo trasfondo es el sometimiento a través de la cultura a la clase campesina del occidente.

Los bolivianos merecemos una explicación sobre el contenido del tablero de la Chakana, de manera objetiva y responsable, sin imaginaciones de historias ni nostalgias de los 500 años, mínimamente las autoridades correspondientes deben responder a las siguientes preguntas: ¿que contiene la Chakana?, ¿dónde nace la Chakana?, ¿a quienes representa la Chakana?, ¿cuál es el respaldo legal para imponer como símbolo de identidad a los bolivianos?

Por otra parte, está comprobado que la clase política brilla por su ausencia en los temas de vital importancia para el país; se llama a la reflexión a los representantes de los partidos políticos, a elaborar una petición de informe a los mandatarios correspondientes del Órgano Ejecutivo, para esclarecer semejante atropello a las leyes del Estado, a la unidad del país, cultura, soberanía y las bases fundamentales del Estado boliviano (art 1 al 6 CPE) que establece el actual modelo de Estado y que debe ser respetado, no sobrepasado por la ambición política mezquina e irracional que intenta hacer y deshacer el país cuando les plazca. Restituyan al escudo nacional menospreciado por ustedes, porque es el verdadero símbolo de “estatus” ante el contexto internacional que define nuestra identidad como bolivianos, en el que se asientan los postulados y principios de la nación.



Comentarios