Opinión

La cultura y los candidatos

El Deber logo
1 de febrero de 2021, 9:35 AM
1 de febrero de 2021, 9:35 AM

Mario Suárez Riglos - Geólogo, paleontólogo y miembro de la Academia Nacional de Ciencias

Aunque sin mucho fanatismo y seguimiento, he estado observando lo que dicen nuestros candidatos a gobernadores y alcaldes, y he notado con sorpresa que no dedican mucho tiempo a hablar de qué van a hacer con la cultura en Santa Cruz. Me pregunto, ¿nos quedaremos estáticos viendo pavimentar, hacer módulos educativos y hospitales, que son necesarios indudablemente, y se aplaude el haber hecho tanta obra que beneficia a sus ciudadanos, pero dónde están las demás cosas que nos harían ver como una ciudad progresista culta, capital de la cultura boliviana? Porque si vemos que tenemos festivales internacionales de teatro o de música barroca y existen tantos jóvenes dedicados al teatro y a la música, ¿dónde podrán demostrar sus habilidades estos cultures de lo bueno? ¿Dónde podremos ir a escuchar una ópera o un concierto de jazz? No tenemos un teatro que capte tanta gente, pues con un buen intérprete debemos recurrir al estadio de fútbol para ver un espectáculo bueno.

Creo que ya es hora de que Santa Cruz de la Sierra dé un paso adelante en lo espiritual; ya es hora de que los cruceños podamos ir a un teatro grande, con una buena acústica, con un buen escenario digno de montar una obra teatral o musical grande. Hasta ahora hemos tenido que asistir al pequeño pero acogedor teatro del colegio Eagles, pero por lo menos, déjennos soñar en que pronto tengamos un buen teatro. Además, una solución para los barrios sería hacer conchas acústicas o teatros griegos al aire libre y potenciar nuestras subalcaldías con espacios donde se pueda hacer cultura, lugares que sirvan para alivianar la tensión del cruceño.

Otra cosa que no tenemos es un Planetario, es como un cine donde se muestran fenómenos astronómicos, para todo público, es como un domo y uno se sienta en un sillón semiechado para ver en el cielo del domo los fenómenos astronómicos; es una maravilla, porque uno aprende las cuestiones básicas de la astronomía, del cielo que está sobre Santa Cruz y al mismo tiempo se divierte. En Bolivia creo que hay dos pequeños en La Paz y en Tarija, así que nuestros ediles deben construir un planetario acorde a la ciudad de Santa Cruz.

Hace años presenté a la Gobernación un proyecto de un instituto de investigaciones de ciencias, dedicado a la actividades científicas del oriente boliviano, donde se investigue tanto ciencias sociales como arqueología, antropología, como de ciencias naturales en general, como botánica, zoología, paleontología, con sus diferentes ramas. La propuesta de hacer un gran Instituto de Investigación en Santa Cruz se debe a diversas causas, la primera es la falta de espacios donde los diversos investigadores y técnicos que viven en Santa Cruz puedan trabajar en sus diferentes áreas, la segunda es mostrar las riquezas culturales y naturales que tiene el Oriente. Tercero es seguir buscando la identidad y la realidad histórica del mismo Oriente boliviano.

Ahora bien, este instituto estaría con su central en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, pero tendría museos en cada ciudad capital de provincia o ciudad grande, donde se practique también ciencia, cultura e investigación; por ejemplo, el Museo del Petróleo en Camiri, Museo de la Caña de azúcar en Montero, Museo del Barro en Cotoca, Museo de la Guerra de Chaco en Charagua, Museo de Suárez Arana en Puerto Suárez, Museo de la ciudad en Vallegrande, Museo del Café y Jipi Japa en Buena Vista, Museo de Arqueología y Paleontología en Roboré, Museo Histórico de la Chiquitania en San José, etc. Estos museos serían un atractivo para los pueblos y de gran aprendizaje y valoración de nuestro patrimonio natural y cultural. Aquí en Santa Cruz de la Sierra ya tenemos dos museos universitarios, el de Historia y el de Ciencias Naturales, que podrían servir de “jisunú”, ya que están funcionando, solo que con un convenio entre la Gobernación y la Universidad podrían trabajar al unísono con contratos para los jóvenes profesionales, que hacen investigación, y otros puntos acordes a los intereses de la región y los hallazgos nuevos.

Como nombre y ciudad va a cumplir 500 años de vida desde su fundación, será el año 2061, merece mostrar la gran cantidad y variedad de riqueza natural y cultural que tenemos, como para llenar los museos y poder realizar investigación en las ramas del saber ligadas al patrimonio oriental.

Tags