El Deber logo
13 de julio de 2017, 4:00 AM
13 de julio de 2017, 4:00 AM

Un ‘patinódromo’ -infraestructura deportiva de competición para los Juegos Sudamericanos de 2018- fue la forma que adquirió en Cochabamba un problema que no es ni deportivo ni arquitectónico (y que, por ejemplo, en Santa Cruz tuvo forma de ‘quinta municipal’, enorme edificio administrativo construido en un parque protegido) y que se viene repitiendo con alarmante frecuencia y pasmosa inevitabilidad en el país. Se trata de la imposición irracional, reñida con las normas y con los más elementales criterios de sostenibilidad medioambiental que una ciudad de hoy está obligada a considerar, de obras de infraestructura siempre monumentales y –según esta visión- portadoras mágicas de “modernidad y progreso” que solo los malagradecidos no sabemos valorar. ¿Una infraestructura que se usará por algunos días, construida sobre un humedal urbano que urge recuperar en lugar de terminar de sepultar? ¡Métale, que para eso somos autoridades!
 
Se trata sobre todo de una expresión de autoritarismo y escasísima cultura democrática de nuestra clase política. 

Descartadas la planificación participativa, las garantías para el control social y todas esas linduras que rezan nuestras leyes, parecería que toca resignarse a dejar que quienes ganan elecciones se erijan en monarcas en lugar de servidores públicos, y agarrarse fuerte mientras con nuestros recursos y patrimonio tejen negociados o, en el mejor de los casos, ‘solo’ toman malas decisiones. Como más de un funcionario expresó alguna vez en respuesta a las críticas: “Ganen elecciones y luego hagan lo que les da la gana”, y mientras tanto, callados. Eso es lo que se espera de la sociedad civil, y si se porta mal, ahí están los escudos antimotines o los perfiles falsos en el ‘feis’, según la gravedad del caso.

Urge inventar, discutir y poner en práctica nuevas maneras de participar. En Revolución Jigote nos preguntamos -apenas pensando en voz alta- si ayudaría en algo convocar a los movimientos ciudadanos del país a un encuentro nacional que nos ponga frente al desafío. 

Tags