Edición Impresa

La desinformación genera caos

Escucha esta nota aquí

Es evidente que estamos en una situación sanitaria crítica, que los casos se van incrementando diariamente y que muchas familias están siendo atacadas por el temido virus, eso genera un estrés diario, pero también la desinformación genera una situación de incertidumbre. En una situación de crisis, es primordial generar comunicación clara y oportuna, disminuyendo en gran medida la desinformación.

Hace semanas que venimos discutiendo en todos los grupos de WhastApp producto de mensajes, declaraciones que van en contrasentido, que la circulación es hasta las ocho de hoy, no, que es hasta las nueve, que sábado no se puede circular, que es hasta las cinco y que domingo hay cuarentena y otros dicen que se puede circular hasta la cuatro. Por favor, hay que organizarse e informar.

Existe una falencia comunicacional a la hora de dar a conocer las nuevas disposiciones. Si bien las medidas tienen que ser consensuadas, es necesario que los equipos comunicacionales realicen cosas sencillas para de alguna manera informen en vez de desinformar y no dejar que sean los periodistas y la sociedad las que transmitan información errónea y equivocada.

Primero, todos los que salen a hablar con la prensa tienen que tener claro el mensaje que se va a trasmitir y si es necesario leer un comunicado con todas las disposiciones en cuanto a horario, circulación y demás.

Una vez sean confirmadas las disposiciones finales, inmediatamente los equipos de comunicación deben transmitir un comunicado a través de redes sociales, con todas las medidas a cumplir, estos tiene que hacerse circular por todos los medios posibles.

En esta sociedad ultracomunicada, con multitud de herramientas a disposición para informar a la población, no puede ser, que todos los jueves y viernes, empecemos a adivinar cuáles serán nuestras limitaciones para los fines de semana.

No estoy en desacuerdo con las disposiciones, que quede claro, lo que no me parece acertado es la forma como se está informando a la población de las nuevas disposiciones que se van emitiendo, urge generar procesos de información a la población ágiles, eficaces y claros. La desinformación genera caos e incertidumbre, eso sumado a la situación sanitaria crítica, realmente es complicado solo informar adecuadamente.


*José Fernando Suárez es comunicador y especialista en Relaciones Públicas

Comentarios