Opinión

La farsa de la ecuación talibanes = gremiales

El Deber logo
1 de agosto de 2018, 4:00 AM
1 de agosto de 2018, 4:00 AM

En el mundo existen algunos grupos terroristas con proyección internacional, regional y locales; una organización terrorista de mayor peligro para la paz mundial es la de los talibanes. ¿Quiénes son? En un apretado resumen podemos mencionar lo siguiente: son ciudadanos particulares que se organizan para masacrar sin piedad de manera sistemática y persistente a civiles inocentes, a elementos de las fuerzas gubernamentales, a mandatarios y a todo aquel contrario a su aparente doctrina y fe religiosa; emplean para ello las siguientes tácticas militares: el terrorismo, mediante estallidos de aeronaves, estallidos de bombas en lugares públicos; la tortura, seguida de eliminación despiadada de rehenes; sacrilegios en recintos religiosos; asesinato en masa, violaciones y mutilaciones, generalmente actúan ocultando el rostro. Según el teatro de operaciones, pueden operar con armas sofisticadas hasta el empleo de explosivos y armas de fabricación casera; cuyos objetivos son múltiples como: la instauración de un régimen dictatorial, el castigo de políticos, burócratas, empresarios y mandatarios, merecedores de un escarmiento.

De pronto en Santa Cruz, el 16 de julio de 2018 aparecen en una marcha los ‘talibanes gremiales’, cuyos dirigentes en conferencia de prensa expresaron que “no son criminales y que son personas buenas”; argumentos que tienden a ignorar la realidad y tomar por tontos a los bolivianos. Esta no es la primera vez que surgen grupos de encapuchados apoyando al Gobierno, como Fidel Surco y su grupo de irregulares que amenazaron con cercar Santa Cruz, también recordemos a los ‘Satucos’ y al grupo de Roberto de la Cruz, entre otros. Pero no perdamos de vista a los “talibanes gremiales”, quienes en conferencia de prensa se descubren el rostro para corregir su error; pero todavía dejan la duda de que los verdaderos pudieron ser agentes cubanos, venezolanos o agentes de inteligencia estatal; ¿estos actos indignos, nos merecemos los cruceños? tuvieron la osadía de intentar intimidar a todo un pueblo de prístina pureza, amantes del trabajo y la tranquilidad.

La ecuación talibanes = gremiales, es una verdadera farsa, es un ejercicio de demagogia, porque estos no pasan de ser un pequeño grupo de aprovechadores de la clase gremial, para beneficiarse política y económicamente del actual régimen de gobierno, así como lo hacen otros grupos e individuos que luego pasan a ejercer altos cargos públicos como premio a su lealtad al ‘jefe’; sin embargo, no se debe cometer el error de ignorarlos y menos subestimarlos porque aunque hubieran pedido disculpas, lo grave es que estos sujetos no han renunciado a su organización como talibanes, quienes en su afán protagónico, sumado al fanatismo, a la inexperiencia, ignorancia e irresponsabilidad podrían cometer serios errores contra la sociedad y así seguir acumulando la cifra de delitos en el actual gobierno.

No perder de vista que los talibanes son la peor lacra de la sociedad mundial que no merecemos los bolivianos; ningún terrorista, parapolicial o paramilitar puede competir en las calles contra el pueblo y de ser así, la lucha será el bien contra el mal, es decir contra la maldad política. Hoy la sociedad civil está lista para proteger a los distintos grupos de reivindicación democrática y está atenta para actuar en favor de la paz, la democracia y los valores humanos básicos.

Tags