El Deber logo
13 de mayo de 2018, 4:00 AM
13 de mayo de 2018, 4:00 AM

Resulta inaceptable que bajo la supuesta “defensa de la región”, en Santa Cruz se siga apelando a la distorsión de los hechos y la intencionada desinformación al ciudadano. El 22/4/18 se publicó un artículo en el DEBER, de la ciudadana Susana Seleme, titulado Impotencia estatal para contener a la nación. La autora en cuestión alude con afirmaciones como que “el asalto del centralismo a las regalías del departamento de Santa Cruz contenidas en el campo gasífero Incahuasi, confirma que Bolivia no es un Estado Autonómico como forma de organización territorial, administrativa y política del Estado”. 

Por responsabilidad con los lectores y ciudadanos, es importante aclarar que fue a través de la Sentencia Constitucional 1160/17 del Tribunal Constitucional Plurinacional que se congelaron las regalías del campo gasífero de Incahuasi que percibía el departamento de Santa Cruz y no así, el Gobierno Nacional. Y quizás lo que la autora desconoce es que el congelamiento de regalías corresponde a otro órgano del Estado. Y que esta acción, y sentencia del TCP, de ninguna manera podría anular la cualidad autonómica y de descentralización que tiene el Estado Plurinacional en Bolivia. 

Las autonomías en Bolivia con la vigencia de la Constitución Política del Estado, el 7 de febrero de 2009,  dio lugar a la refundación de Bolivia como Estado Plurinacional con descentralización y autonomías, ámbito en el cual se promulgó la Ley Marco de Autonomías y Descentralización,  que regula los elementos específicos para una aplicación ordenada y progresiva de las autonomías en el país, que se caracteriza por la igualdad jerárquica entre los gobiernos autónomos, la elección directa de las ciudadanas y ciudadanos de sus autoridades subnacionales, la administración propia de los recursos económicos de los gobiernos autónomos y el ejercicio de las facultades legislativa, reglamentaria, fiscalizadora y ejecutiva. Además de la vigencia de cuatro tipos de autonomías, con competencias delegadas, expresados en gobiernos autónomos. La autonomía departamental, la autonomía municipal, la autonomía indígena originaria campesina y la autonomía regional.

Pero volviendo al tema Incahuasi, la ciudadana Seleme no tiene ninguna precisión y relato objetivo de los acontecimientos, sino más bien al contrario, solo  adjetiva y descalifica. Lo que contribuye a seguir confundiendo a la opinión pública. Por ello es imperativo aterrizar sobre  la verdad histórica de los acontecimientos: el 22/8/16, la Gobernación de Chuquisaca solicita y activa el procedimiento administrativo para la conciliación de la delimitación interdepartamental con Santa Cruz sobre 120 vértices o 509 kilómetros; el Ministerio de Autonomías, como entidad conciliadora y competente acorde con la Ley 339, admite con informe técnico–legal contundente, el 8/11/16, solo 30 vértices de la solicitud de delimitación de Chuquisaca. Los 90 vértices restantes, donde se encuentra la serranía del Incahuasi, y la consecuente reserva gasífera tienen límites precisos con demarcación, a través de leyes de 1898, 1912 y resolución suprema de 1914. Es en este contexto que la Gobernación de Chuquisaca activa un recurso de Acción de Amparo Constitucional el 8/3/17. 

Lo que tampoco al parecer la ciudadana Seleme conoce es que la defensa de la Gobernación cruceña fue deficiente. Y es precisamente que a partir de la deficiente defensa legal, que los personeros de la Gobernación de Santa Cruz, montaron una campaña de “achaques” y de trasladar la responsabilidad al Gobierno Nacional. Un “montaje” político del gobernador Costas y del funcionario Vladimir Peña, que prefirieron  esconder la  información y mostrar solo lo que les conviene, con el único propósito de que un puñado de  funcionarios puedan salvar sus debidas responsabilidades. 

Finalmente resulta evidente que desde este “análisis”, la ciudadana Seleme solo despotrica y descalifica al Gobierno Nacional, al presidente Evo Morales y a las autonomías con una irresponsable y ausente argumentación de contenido. Lo cual revela el grado de impostura sobre el debate de los límites e Incahuasi en Santa Cruz, y donde los políticos y los “funcionales políticos” de la pluma hacen su agosto.  

Tags