15 de abril de 2022, 4:00 AM
15 de abril de 2022, 4:00 AM

Esta semana desde hace muchos siglos tiene relevancia porque se conmemora la pasión, muerte  y resurrección de Jesucristo Hijo de Dios, en los primeros días del cristianismo los actos religiosos se realizaban a escondidas, ya después del siglo III después de Cristo los actos eran públicos, al pasar de los años la Semana Santa se convirtió en parte de la cultura de occidente, resaltando que en el Oriente del mundo también se conmemora pero sin tanta repercusión como en Occidente, sin embargo, hoy en pleno siglo XXI es válida la interrogante ¿qué intensión nos propone la semana Santa?

Partiendo de la interrogante pueden existir muchas respuestas, para algunos son días de descanso, para otros es reunirse con la familia y para los practicantes del cristianismo, es acudir al templo para conmemorar los últimos días de la vida de Jesús de Nazaret en este mundo; pero una forma de vivir estos días aun cuando se tenga  que trabajar o compartir con la familia, es CONTEMPLAR el dolor, la muerte y la resurrección de Jesús de Nazaret (arquetipo como diría la psicología) de las miles de personas que sufren injustamente y mueren en manos de verdugos que quedan impunes ante la justicia; para ello, puedes tomarte unos diez minuto en un momento del día, te puede ayudar  leer el evangelio del día que en cualquier buscador de internet lo encontraras y visualizar la situación narrada.

Así mismo, en esa misma contemplación que se caracteriza dejarse afectar (sentir) lo que esa escena despierta en mí; sentir la impotencia o frustración de ver tanto mal en el mundo (que a lo mejor seguirá siendo un misterio), pero al llegar a la Resurrección de Jesús según los relatos de los evangelios, la esperanza se despertara no para librar el mundo de tanto sufrimiento (seria lo ideal), sino de comprender que después de tanto dolor la vida se renueva aun en el sufrimiento y la muerte más cruel; al mismo tiempo, nos mueve a buscar en no hacer daño a otras personas; recordando que en medio de un mundo tan oscuro LA LUZ DE LA RESURRECIÓN DE JESUCRISTO PREVALECE.

Tags