15 de enero de 2022, 5:00 AM
15 de enero de 2022, 5:00 AM

Lo que faltaba: el elevado número de casos de contagios con Covid-19 en Santa Cruz es parte de una conspiración regional deliberada de la derecha contra el gobierno del presidente Luis Arce. Lo ha dicho el procurador general del Estado y abogado de Evo Morales, Wilfredo Chávez.

La inverosímil y disparatada teoría la lanzó Chávez en un encuentro con interculturales, en una actuación, entre otras cosas, distanciada de sus funciones asignadas por Ley. ¿Qué hace discurseando en un acto político partidario de un sector aliado del Movimiento al Socialismo la máxima autoridad del país que en representación jurídica pública tiene la finalidad de promover, defender y precautelar los intereses del Estado, como dice el artículo 2 del capítulo I de la Ley 064 de la Procuradoría General del Estado?

“La derecha está conspirando. Y ha conspirado de manera deliberada en Santa Cruz. Tenemos resultados, tenemos cifras. ¿Cuántos enfermos hay allá? ¿Y por qué las otras regiones no tienen la misma explosión de infectados que ha habido? Algo ha fallado en Santa Cruz. No ha sido el Gobierno nacional”, afirmó textualmente el procurador sin sonrojarse.

¿Creerá Wilfredo Chávez que por ser el abogado y hombre de confianza de Evo Morales, el más poderoso de este gobierno y poder detrás del poder en rigor, tiene derecho a decir semejante imbecilidad que no solo es absurda y ofensiva contra una región, sino insensible con miles de personas que a diario tienen la desgracia de caer en el contagio para sufrimiento de sus familias, para el deterioro de sus economías por los costosos tratamientos y con quienes pierden la vida porque el virus pudo más que sus defensas?

Si él está convencido de una estupidez de esa proporción, entonces que muestre pruebas y le diga al país cómo es que opera la derecha para hacer esa conspiración: ¿Imagina él que la derecha va casa por casa soplando cultivos del virus en las narices y gargantas de los cruceños? ¿O que la Unión Juvenil Cruceñista convoca a cabildos de inyección masiva del virus a los habitantes de esta región? ¿O qué imagen de esperpento ha pasado por su mente para sacar y difundir tal conclusión que insulta la inteligencia del ser humano?

¿Lo hace por ganar más puntos con su jefe, otro que cuando apareció el coronavirus en el mundo dijo que la pandemia es parte de una guerra biológica del capitalismo y el imperialismo, y que China ganó la tercera guerra mundial sin disparar ni un arma, cuando fue precisamente en China donde surgió el coronavirus?

Debiera el procurador hacerse un favor a él mismo y a su Gobierno para no desprestigiarlo de esa manera; que al menos disimule un poco su desprecio y el de sus jefes hacia Santa Cruz.

Si no sabe qué más decir en sus discursos que elija por conveniente el silencio respetuoso ante un drama humano que se ha llevado la vida de mas de 20.100 personas en el país y ha contagiado a más de 711.000 bolivianos, ciudadanos de los nueve departamentos que si bien han recuperado en su mayoría, han terminado más pobres no por elección, sino porque tuvieron que invertir sus escasos ahorros y hasta vender sus bienes para pagar los costos servicios de salud en un país donde el Estado no cubre los tratamientos de las personas.

Por una vez en la vida Chávez debiera hacer un mea culpa y pedirle disculpas no a la derecha sino a los cruceños, paceños, cochabambinos, chuquisaqueños, orureños, tarijeños, pandinos, benianos y potosinos que viven en Santa Cruz y han tenido la desdicha de contagiarse con el virus. Pero es mucho pedirle a alguien que hace política con el drama humano.