Opinión

La nueva estafa del gas

Humberto Vacaflor Ganam 15/2/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

El gobierno anuncia que este año invertirá 128 millones de dólares para ampliar la red domiciliaria de gas natural, y lo hace cuando la tendencia de producción muestra que la actual red, tal como está, podría quedar sin gas dentro de tres años.

El anuncio ha dado ocasión a que se recuerde que hasta ahora, desde 2006, el MAS ha invertido 1.000 millones de dólares en esta red domiciliaria, cumpliendo la consigna “el gas para los bolivianos”.

Es decir que para el partido del cocalero Morales y su sucesor, lo más importante es la propaganda. Hay que anunciar que la red de distribución se ampliará, con discursos en cada barrio, con banderas y bandas de música. Si hay o no gas para que vaya por esas tuberías, no importa.

Desde 2006 hasta 2018, el MAS destinó 4.000 millones de dólares a la propaganda del régimen mientras descuidaba la exploración petrolera que hubiera permitido que en este momento esté garantizada la exportación a los vecinos, sobre todo la provisión al mercado interno.

Cuando llegue el momento, del año 2025, en que se compruebe que el país no tiene el gas suficiente para atender la demanda interna, habrá que pedir disculpas a los hogares que quedaron sin gas, incluidos los que tengan nuevas conexiones. Y habrá que decirles que fueron otros, quizá el gobierno “de facto”, el responsable de la crisis.

El experto Álvaro Ríos ha pronosticado que en 2025 el país deberá importar toda la gasolina, todo el diesel y todo el gas natural que necesita para el consumo interno. Por el momento, esa fecha sigue siendo fatídica porque no hay posibilidades de que las reservas aumenten.

Lo importante en este momento, antes que la propaganda y los anuncios de nuevas conexiones, es dar las condiciones para que aumenten las reservas. Los 128 millones de dólares que ahora se anuncian como inversión para nuevas conexiones domiciliarias serían más útiles en el sector de la exploración.

Pero hay un problema: anunciar inversiones en exploración no garantiza retornos políticos rápidos. Es más lucrativo políticamente anunciar inversiones en ampliación de redes que en exploración, aunque en el fondo sea un absurdo.

¿De qué lado estás del ducto? Si estás del lado de la especulación y la demagogia, anuncias ampliación de redes, pero si estás del lado de la producción, tendrías que hablar de aumentar las reservas.

Dependerá del público que tengas. Y es eso lo que tiene en cuenta el MAS. Sabe que tiene un público cautivo de sus mentiras. Está apostando a producir una nueva estafa.

Siglo21bolivia.com

Comentarios