Edición Impresa

La nueva gestualidad detrás del barbijo

José Fernando Suárez S 1/9/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

¡Hola quién sos! me dijo un gran amigo cuando nos encontramos por la calle hace unos días. Le dije mi nombre y mi apodo, recién pudo reconocerme. Hace unos días tuvimos una práctica de fotografía en la plaza 24 de septiembre, llegamos todos con barbijo, luego de la excelente experiencia de retratar a través de las imágenes, de pintar con la fotografía, nos despedimos con la sensación de que no nos reconoceríamos en un futuro.

Hemos perdido la gestualidad. Evidentemente que hay que usar el barbijo la mayor parte del tiempo cuando salimos de nuestra casa por un tema estrictamente de salud y creo que esto seguirá por un buen tiempo, pero hemos perdido la gestualidad que debemos recuperarla con otros gestos adicionales.

El lenguaje corporal es una forma de comunicación no verbal que se basa en los gestos, posturas y movimiento del cuerpo y rostros para trasmitir información.

Tuve que ir al médico por un problema de la espalda, visité a un doctor que me conocía desde hace años, obviamente estuve con barbijo toda la consulta; mientras lo miraba me daba cuenta de la duda que él tenía respecto a quién era su paciente. Si no fuera porque le dije… ¿Dr. Usted no me está reconociendo no? Le fui nombrado coincidencias hasta que se dio cuenta con quién estaba hablando.

Hay que adaptarse a todos cambios sociales y el uso del barbijo es uno de ellos, esta pequeña columna tiene la finalidad de dar tips que sirvan de ayuda para que podamos descifrar a esas personas que se esconde detrás de un barbijo.

En el primer contacto visual trata de mencionar tu nombre o algo que ubique al receptor de quién eres. Tu boca ofrece mucha información ya sea con la risa pero está tapada, mueve la cabeza hacia adelante como asentimiento cuando estás de acuerdo con algo, revisa las arrugas alrededor de los ojos, eso significa que emisor del mensaje está riendo, levanta las cejas para mostrar sorpresa por algo, utiliza las manos para cuando estés hablando para reforzar el mensaje siempre manteniendo el distanciamiento social, con respecto al tono de la voz, elévalo un poco más y sé claro en el mensaje.

Cuando no usábamos mascarilla, automáticamente con una mirada o con un gesto nos entendíamos perfectamente, pero ahora cuando usamos el barbijo perdemos tres cuartas partes del rostro, lo que significa que tenemos que repensar los nuevos códigos de comunicación no verbal atenuando las partes donde nuestro receptor nos observa.

Por último, pierde la timidez, ya tienes media cara tapada, si dudas de algo y crees que reconoces a alguien, pregunta si es la personas que crees que es, si no lo es pide disculpas y si lo es….recuerda momentos…recuerda emociones, y abraza a tu amigo, a través de una amena conversación.