Opinión

La travesía de la fundación

El Deber logo
26 de febrero de 2018, 10:57 AM
26 de febrero de 2018, 10:57 AM
Creada el 15 de febrero de 1560, con el nombre de gobernación de Moxos, la gobernación de Santa Cruz de la Sierra fue establecida por el virrey de Perú, Andrés Hurtado de Mendoza, a instancias de Ñuflo de Chaves, llegado a Lima desde Paraguay.


Ñuflo de Chaves, capitán español, llegó a Asunción en1542 y allí conoció la leyenda de la Noticia Rica, un lugar mítico, rico en metales preciosos y muy poblado. Desde su llegada al Río de la Plata, Ñuflo de Chaves participó en todas las expediciones que buscaban la Noticia Rica. Finalmente, en 1547, salió de Asunción, subió por el río Paraguay y penetrando por el oeste llegó al río Guapay (hoy Grande). En el Guapay se encontraban los Tamacocis y los Chiriguanos, con quienes Ñuflo entabló amistad. Desde allá marchó a Lima, donde se entrevistó con el Virrey de Perú, único virreinato en América del Sur.


En ese viaje, Ñuflo pasó por Potosí, y se dio cuenta que la Sierra Rica era el Cerro de Potosí, por ello a su regreso a Asunción se comenzó a hablar del Eldorado, como una laguna donde estaba ese gran reino. Nuevas expediciones se organizaron con el fin de hallar esas riquezas. En febrero de 1558, Ñuflo de Chaves salió de Asunción con 158 españoles y 1.500 guaraníes, unos fueron por el río, otros por tierra. La expedición fue financiada por Chaves,  y tenía como meta fundar una ciudad, en los Xarayes (hoy laguna La Gaiba), para que se convierta en el punto de partida desde donde organizar nuevas expediciones.


En agosto, Ñuflo de Chaves se encontraba en los Xarayes, reunió a los caciques y le informaron que había dos rutas para llegar a la tierra de los metales. La primera, era ir hacia el oeste hasta el río Guapay, donde se encontraba el Candire. Esta ruta fue descartada, ya que Chaves se dio cuenta de que se referían a Condori, un representante del inca que explotaba las minas de Saypurú, pero que había sido derrotado por los Chiriguanos y al que había conocido en su primer viaje a esa zona como su esclavo. La segunda ruta, era nueva para el conquistador, los caciques le informaron que debía ingresar hacia el oeste, cruzar la tierra de los Chiquitos y desde allí hacia el norte, llegar a los Timbúes (quienes usaban argolla en los orificios nasales), y ellos eran la entrada a la tierra de los Moxos donde se encontraba ese reino, también conocido como el Paitití.


Ñuflo y sus hombres deciden ir a los Moxos. Sin embargo, no será tarea fácil, su política de establecer alianzas no funcionó con los Chiquitos, eran una nación belica, tenían flechas con hierba y no permitieron su paso. En junio de 1959, los expedicionarios llegaron al río San Miguel (hoy San Julián), en los alrededores del actual San Ramón. En ese lugar parte de ellos decide regresar a Asunción y otros, dirigidos por Ñuflo de Chaves, resuelven marchar en busca de sus amigos Tamacocis y Chiriguanos y con ayuda de estos llegar a los Moxos. 


Así es que el 1 de agosto de 1559, Ñuflo de Chaves fundó Nueva Asunción, a orillas del Guapay (probablemente el Pailón actual, en tierra de amigos, donde se recuperó de un año y medio de viaje). Ñuflo de Chaves envió a Diego de Mendoza en busca de los caciques chiriguanos para pedirles su ayuda en el descubrimiento de los Moxos. En su ida hacia el río Parapetí, Mendoza se encuentra a Andrés Manso, un enviado del virrey de Perú, con instrucciones de fundar una ciudad y detener a los Chiriguanos, que atacaban a Charcas y a Potosí.


Chaves argüía que había llegado a ese territorio en 10 años antes, por lo tanto sería el virrey quien defina esa situación de ese territorio. A finales de 1559, Chaves marcha nuevamente a Lima, se entrevista con el virrey y este crea una nueva gobernación entre Charcas y Paraguay. Es bueno recordar que todas esas gobernaciones dependían del virreinato de Perú. Nombró como gobernador a su hijo, García Hurtado de Mendoza, quien no podía asumir el cargo, y a Ñuflo de Chaves como teniente de gobernador. Con ese título y con los poderes suficientes, regresa Chaves al Guapay y Manso debe retirarse a sus tierras.


Una vez en su dominios, Chaves cambió el nombre a Nueva Asunción por el de La Barranca, ya que era una nueva gobernación, distinta y jurídicamente igual que la del Río de la Plata. La Barranca quedó bajo el mando de Hernando de Salazar con 30 hombres. Chaves fue hacia el este y fundó Santa Cruz de la Sierra, un 26 de febrero de 1561, a orillas del arroyo  del Sutós y al pie de las colinas Riquió y Turubó, donde estaban los Gorgotoquis, nación amiga de Chaves.


Chaves fundó la ciudad con 80 hombres, 54 de ellos vinieron con él desde Asunción. Una vez creada la ciudad, capital de la gobernación, se conformó el cabildo, institución de los vecinos para su administración. En junio, Chaves y sus hombres fueron en busca de las minas de Itatín (hoy Don Mario), que eran su motivación, encontrar las riquezas. En 1564, con la ciudad solidificada, Chaves regresa a Asunción en busca de familia y de las familias de otros fundadores.  Junto con Chaves y los familiares, vienen a Santa Cruz de la Sierra, muchos asuncenos convencidos de que desde aquí encontrarían una esperanza para su futuro.

La fundación de Santa Cruz de la Sierra es obra de los expedicionarios que salieron de Asunción, de una larga travesía de tres años, liderada por Ñuflo de Chaves y su seguidor, Hernando de Salazar. Hay que entender que Santa Cruz de la Sierra no es solo una ciudad, sino también una gobernación, una unidad política administrativa con competencias gobierno, de hacienda y de defensa militar.
Tags