Opinión

La visita de Pedro Sánchez a Bolivia

El Deber logo
28 de agosto de 2018, 4:00 AM
28 de agosto de 2018, 4:00 AM

Después de iniciar su gira latinoamericana en Chile, el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, arribará hoy a nuestro país con una prometedora y desafiante agenda de asuntos bilaterales.

El presidente Evo Morales recibirá a Sánchez en momentos en que en el país se profundiza el debate sobre la polémica postulación del mandatario boliviano para las presidenciales de 2019, sin tener en cuenta lo que dice la Constitución ni el mandato popular expresado en el referéndum del 21 de febrero de 2016. Sería interesante conocer el punto de vista del socialista por los riesgos que tiene para el futuro de la democracia boliviana.

Como parte de una extensa cooperación económica con Bolivia, se espera la firma de un convenio para respaldar el megaproyecto ferroviario que pretende unir los océanos Atlántico y Pacífico a través de Bolivia y el puerto de Ilo (Perú), como alternativa a las exportaciones de Brasil hacia China, donde se busca la ayuda financiera y técnica de los países europeos, especialmente. La línea ferroviaria de 3.755 kilómetros demanda una inversión de más de 14.000 millones de dólares.

La disminución en la erradicación de cultivos de coca también debe ser un tema de análisis, teniendo en cuenta que la Unión Europea tiene interés en bajar el tráfico de droga desde los países de América a los del Viejo Continente. Ya el embajador de la Unión Europea expresó su inquietud por el retroceso evidenciado en los dos últimos años.

Otro tema muy importante se refiere al visado que hoy deben tramitar los bolivianos para ingresar a España. El anhelo es que este requisito pueda ser eliminado definitivamente, en la perspectiva de mejorar las condiciones de integración.

Hay que saber que debido a la falta de mayoría en el Congreso, Sánchez y su partido tienen un estrecho margen de maniobra para tratar los temas que demanda Bolivia a la cooperación española. Aun así, será prometedor saber cómo se logrará profundizar la ayuda para un país que todavía tiene importantes asuntos pendientes en materia social, económica y política.

Bolivia y España tienen una larga e histórica vinculación cultural. Ojalá la visita del mandatario español sea el inicio de una renovación necesaria que tenga en cuenta las acuciantes necesidades que tiene la mayoría de los bolivianos.

De hecho, que la sede del importante encuentro sea la ciudad de Santa Cruz de la Sierra es relevante para que se cumpla la hospitalidad del cruceño y del boliviano con sus ilustres visitantes.

Tags