Edición Impresa

Las falacias de la colonización española

Franklin Alcaraz 7/6/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

Los masistas repiten tanto la palabra “descolonización” en nuestro maltratado país que –por lo menos quienes se identifican con el cocalero y sus seguidores- terminan por creer sus aseveraciones, muchas veces sin entender lo que quiere decir. Es que el término, según la Real Academia Española, significa “poner fin a una situación colonial” y he aquí un hecho que les sacará roncha a quienes todavía quieren “descolonizarse”.

A diferencia de otras potencias de la época, como Inglaterra, Francia u Holanda, por ejemplo, que sí tuvieron colonias, España, la Madre patria, nunca tuvo colonias en América. Lo que hizo España con las tierras del nuevo mundo, fue incorporarlas a su soberanía, de esa manera creó, a fines del siglo XV dependencias administrativas españolas con autonomía relativa, a las que denominó virreynatos. El Rey de España nombraba a las autoridades de estas regiones con el nombre de virreyes, quienes estaban encargados de administrarlas y gobernarlas. Los virreinatos eran una extensión del imperio español de la época y sus habitantes tenían todos los derechos y obligaciones de los peninsulares propiamente dichos.

Dada la extensión del territorio del nuevo mundo, se crearon varios virreinatos: El virreinato de las Indias, el virreinato de Nueva España, el virreinato del Perú, el virreinato de Nueva Granada y el virreinato del Río de la Plata. Dirán los que a todavía quieren “descolonizarse” que la figura se daba solo en América, pues no, rotundamente NO. Había también virreinatos en Europa. Estaban los virreinatos de Galicia, Aragón, Cataluña, Valencia, Mallorca, Navarra, Portugal, Sicilia, Cerdeña y Nápoles.

Es por eso que antes que Colón partiera del Puerto de Palos a descubrir lo que sería después nuestro continente americano, los reyes de España le dieron el título de Virrey, de “todas las tierras que descubriera”, aunque Colón tuviera en mayor estima el título de “Almirante de la mar Océana” que fue parte de otros títulos que después le dieron, pero esa es otra historia.

España, también a diferencia de otras potencias de la época, nunca prohibió a los españoles de la península, “mezclarse” con la población nativa de las nuevas tierras, por esta razón las naciones americanas que una vez fueron parte de España, tienen una muy importante población mestiza.

Todo lo anterior ilustra significativamente sobre la falacia de la “descolonización”, porque la pregunta que surge es ¿de qué nos vamos a “descolonizar” si nunca fuimos colonia? Y la respuesta tendría que ser “porque necesitamos una bandera” y así aparece una bandera trucha, fabricada de la nada (¿Cómo la wiphala?) que finalmente será lo que es: un planteamiento sin base histórica. 

Visto lo anterior, sin hablar de la cuestión racial, para mal de los pesares (masistas), la población actual americana que habita los países que alguna vez fueron parte de España, tiene, les guste o no, ancestros españoles.

Comentarios