Edición Impresa

“Los ciudadanos y nadie debe dormir para cuidar el voto”

Carlos Toranzo Roca 21/10/2019 03:00

Escucha esta nota aquí

El TSE dependencia del MAS y del Ejecutivo prohibió a la UMSA-Jubileo hacer el conteo rápido, eso viola la libertad de expresión, viola las normas de la democracia. Pero, más todavía, entregaron a la empresa Vía Ciencia, -organización apócrifa, instrumento del MAS- la responsabilidad de hacer el conteo rápido. Ambas cosas implican avanzar hacia el fraude. 

Con esa idea en la cabeza, sabiendo que había peligro de fraude, la gente acudió ayer a votar, emitir su voto y, ante todo, a cuidarlo con uñas y dientes. En cada mesa, las mujeres, los jóvenes fotografiaron las actas electorales para evitar el fraude. Honor a esos ciudadanos que desean cuidar la democracia. Al acabar la tarde los conteos no oficiales, ante todo urbanos, daban una victoria muy extensa a Carlos Mesa. 

Al llegar las nueve de la noche, al 95% de los votos del conteo rápido de Jubileo-UMSA dan el siguiente resultado: MAS 44%, Comunidad Ciudadana: 38,7%, es decir una diferencia de 5,3%. 

Honor y aplauso a la UMSA y Jubileo que, a pesar de la prohibición oficial, cumplieron su obligación ética de dar los resultados. De modo que con esto habría segunda vuelta. Por otro lado, los datos de la empresa Vía Ciencia, empresa oficial, al 90% del conteo total, dan este resultado: MAS, de Evo Morales, 43,9%, Comunidad Ciudadana 38,9%, esto implica 5% de diferencia. 

Esta empresa expresa que falta el voto rural. En cualquier caso, haciendo proyecciones habría segunda vuelta. Pero, la noche del domingo es peligrosa, pues el TSE tratará de ayudar a sus mandantes haciendo fraude en favor del MAS. Esto quiere decir que los delegados electorales, los partidos, los ciudadanos y nadie debe dormir para cuidar el voto, para evitar el fraude. 

Ese mismo cuidado se debe tener en el exterior del país, guardando las fotos de las actas. Si es necesario se debe hacer el reconteo acta por acta para cuidar el voto. 

Hasta ahora lo que se siente es que una gran parte de la gente no quiere que el autoritarismo se convierta en dictadura, no desea que haya caudillos dueños de las instituciones, no quiere que haya despilfarro con helicópteros, monumentos y canchitas, no quieren corrupción.

 A Óscar Ortiz le fue muy mal en la elección, pero anoche tuvo la hidalguía de reconocer su derrota y tuvo la grandeza de expresar que en una segunda vuelta apoyaría a Carlos Mesa. El domingo en la tarde hubo buenas noticias para la democracia. Hoy en la noche, mañana y pasado, los bolivianos debemos cuidar nuestro voto, para evitar el fraude.