Escucha esta nota aquí

Los detractores de la industrialización del litio son también uno que otro exministro de minería que creen saber algo, lo que no se preguntan a es si algo hicieron cuando les correspondió. Argumentan que en Bolivia no había recursos, sí los había, pero se dilapidaron en negociados y en gastos reservados. De la existencia de litio en los salares de Uyuni y Coipasa se conoce desde 1980. ¿Qué hicieron en 25 años? Absolutamente nada, ni siquiera apoyaron mínimamente, los trabajos de investigación de las universidades de La Paz, Oruro y Potosí, pero ahora con total cinismo se atreven a criticar lo que desconocen.

También, y por paradójico que parezca, es detractora de la industrialización del litio aquella cúpula de dirigentes del Comité Cívico Potosinista que una vez más perjudica a su propio departamento, pero también a todo el país. Ya lo hicieron con las aguas del Silala, lo vuelven a hacer.

Critican a la empresa alemana y dudan de su capacidad tecnológica, y financiera, suponiendo que debiera presentar experiencias y habilidades en sales, materiales catódicos y baterías. Desconocen que no existe empresa ni siquiera consorcio alguno que pueda abarcar por si sola rubros tan distintos.

¿Por qué ACI Systems logró hacerse de socio estratégico de YLB? 1. Porque alcanzó el mayor puntaje en el proceso de selección. 2. Logró ese mayor puntaje, sobre todo porque propuso construir en Bolivia la planta de baterías con mayor capacidad, inicialmente de 8 GWh y después subió a 10 GWh. 3.

Porque obtuvo el apoyo del gobierno de la República Federal Alemana, para un financiamiento en condiciones favorables. 4. Porque logró articular a varias empresas especialistas no solo en sales, materiales y baterías sino también a empresas fabricantes de automóviles eléctricos, que serán el principal mercado para las baterías de ion Litio. 5.

Porque logró el concurso y el apoyo del Instituto Fraunhofer, el mayor centro de investigaciones de Alemania. 6. Porque aseguró el mercado europeo no solo para el hidróxido de litio, sino también y especialmente para las baterías de ion litio, durante la vigencia de la empresa mixta, por 70 años.

Es evidente que la empresa alemana y la propia industria alemana están interesadas en las sales de litio, pero es condición excluyente la implementación de una planta de baterías de ion litio en Bolivia.

Ahora bien, la elaboración de baterías de ion Litio requiere de una serie de componentes e insumos también de alta tecnología (nanotecnología) algunos de los cuales, sobre todo los minerales, que deben transformarse en sulfatos hidratados de alta pureza, que se denominan precursores, pueden y deben ser fabricados en Bolivia.

Este es un desafío para nuestro país, para nuestro Gobierno y nuestras empresas públicas y privadas, es una tarea que, de cumplirse exitosamente, nos colocará entre una docena de países fabricantes privilegiados de este producto que transformará en el próximo futuro la matriz energética especialmente del transporte terrestre, aéreo y marítimo.

Algún desavisado “analista” se permitió señalar que se construirá una “plantita de baterías”. ¡Realmente la ignorancia supina carece de vergüenza! Una planta de 10 GWh tiene la capacidad para producir baterías para 200.000 a 250.000 vehículos eléctricos cada año y se ubicaría actualmente entre las 10 o 15 más grandes del mundo.

Otro opinador, ahora candidato a diputado por Potosí, dijo que estamos regalando el Hidróxido de Litio contenido en la salmuera. En primer lugar, a la empresa alemana no se le regala nada, tampoco recibe nada para sí. Como socio minoritario de la asociación con YLB, compra la salmuera residual que le vende YLB Corporación y con este residuo, junto a YLB fabricará Hidróxido de Litio, materiales catódicos y baterías de ion Litio. Por esta venta Potosí recibirá la respectiva regalía.

En segundo lugar, decir que el Hidróxido de Litio se encuentra en la salmuera residual es como si la bomba atómica se encontrara en el uranio, peor aún en los minerales de uranio. El Hidróxido de Litio es un producto industrial de alta tecnología y se produce en un complejo químico que se instalará en Bolivia.

Bueno estos son algunos de los “argumentos” de los detractores de la industrialización de litio. En próximas entregas rebatiremos una a una sus distorsiones, mentiras y aberraciones técnicas y conceptual