Opinión

Más migrantes, más desarrollo

El Deber logo
25 de julio de 2017, 4:00 AM
25 de julio de 2017, 4:00 AM

Fiel a su perfil multicultural, Santa Cruz no solo es la principal región receptora de migrantes provenientes de otros departamentos del país, sino también de otros países del mundo. Según el censo nacional de regularización migratoria, de los 60.647 ciudadanos de 84 países registrados hasta la fecha, 38.036 (62,7%) están asentados en este departamento. El otro 37,3% se encuentra distribuido en las ocho regiones. Es decir, 6 de cada 10 extranjeros optaron por Santa Cruz para realizar sus actividades laborales y establecer su residencia en el país.

En un contexto de creciente inseguridad como el que vive Bolivia, donde algunos extranjeros son protagonistas de graves hechos delictivos, surge la tentación de estigmatizar a los ciudadanos de esos países bajo un discurso xenófobo. El hecho de que unos pocos brasileños, colombianos o peruanos estén involucrados en el delito no puede llevarnos a injustas generalizaciones que no hacen más que agravar el cuadro. El país requiere más controles en las fronteras, pero también debe incentivar la llegada de turistas o de profesionales foráneos que opten por Bolivia para realizar actividades productivas.

La colonia brasileña es la de mayor presencia en el país, seguida por las de peruanos, colombianos, chilenos y argentinos. Entre los primeros diez de la lista también se ubican estadounidenses, chinos y españoles. Hay que señalar con claridad que el aporte de las colectividades extranjeras es muy importante y debe ser apoyado e impulsado por el Estado boliviano. Bolivia es un país con un enorme territorio y con un gran potencial de desarrollo, que requiere las manos de los bolivianos y de los migrantes que quieran aportar con su trabajo. Los países más desarrollados del mundo, desde Estados Unidos, Australia, Argentina o Brasil, se construyeron, entre otros factores, con la participación activa de las migraciones.

De hecho todos somos migrantes. El ser humano viene migrando desde tiempos milenarios y todos los estudios sociológicos señalan que la migración siempre es un factor positivo cuando las sociedades ponen en marcha políticas de integración social y de diálogo intercultural. Santa Cruz no está fuera de ese proceso. Somos la región que más retiene a los migrantes por su gran potencial para el desarrollo productivo. Ojalá avancemos como sociedad, no solo en crecimiento económico, sino también en tolerancia hacia quienes vienen de afuera para conocer las maravillas de Bolivia y, por qué no, con la esperanza de construir un futuro con sus familias en esta tierra.  

Tags