Escucha esta nota aquí

“Carlos Mesa es el creador del IDH”, señaló Ricardo Paz Ballivián, asesor del candidato presidencial. Es necesario esgrimir consideraciones verdaderas sobre el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). La Ley 1689 de Hidrocarburos, promulgada por Gonzalo Sánchez de Lozada en 1996, estipuló que, si bien la propiedad hidrocarburífera era del Estado, en los campos ‘nuevos’, es decir, los que estaban sin exploración, explotación y no descubiertos hasta la vigencia de la ley, solo el 18% le correspondía a Bolivia por regalías, y el 82% a las transnacionales. Tras la Guerra del Gas (2003) y la salida de Sánchez de Lozada, asume Carlos Mesa.

Se convoca a referéndum, abrogándose la Ley 1689, y que la participación del Estado debería ser 50%-50%, en lugar del 18%-82%. En 2004, Mesa presentó su proyecto de Ley de Hidrocarburos, que no tocaba el fondo del asunto, ya que el art. 99 decía: “Los contratos y concesiones que hubiesen sido suscritos y otorgados bajo la Ley 1689 se regirán por aquélla”. No fue partidario de revisar o modificar los contratos suscritos  con las transnacionales.

Diversos sectores rechazaron su proyecto. Mesa se amparó en lo sentimental para decir que “no lo dejan gobernar”. El Congreso, dividido, rechaza y emprende la tarea de consensuar una norma hidrocarburífera. El Parlamento construyó una Ley conformada por 10 títulos, 144 articulados, cuatro disposiciones transitorias y dos disposiciones finales, creándose el IDH, que se aplicará nacionalmente a la producción de hidrocarburos en boca de pozo, midiéndose y pagándose como una regalía. Así las regalías eran el 18% y el IDH el 32%, llegándose al 50% para Bolivia. Una vez aprobada, es remitida al presidente. Carlos Mesa tenía dos opciones: promulgarla o vetarla; pero no hizo ni lo uno ni lo otro. La CPE de esa época establecía que si el presidente no promulgaba o vetaba la ley, la puesta en vigencia le correspondía al presidente del Congreso Nacional. Entonces, Hormando Vaca Díez, cabeza del Senado, asumiendo la responsabilidad histórica que le correspondió, promulgó la Ley 3058 de Hidrocarburos que creó el IDH. En honor a la verdad, Carlos Mesa no es creador del IDH; con su decisión de no promulgar la Ley 3058, mostró oposición a la misma. ¡Honor y gloria a Hormando Vaca Díez!