Edición Impresa

¡Mesa, lo volviste a hacer!

Escucha esta nota aquí

Tuto Quiroga y Carlos Mesa fueron presidentes sin ganar una elección, en 1997 a Banzer lo eligen en el Congreso, lo propio sucedió el 2002 con Goni, los antes nombrados eran vicepresidentes en sus respectivos periodos. Tuto asume por sucesión a la renuncia de Banzer aquejado por una grave enfermedad; Mesa, por la renuncia de Sánchez de Lozada producto de la profunda crisis política de octubre del 2003, ambas sucesiones fueron generadas en el marco de lo que establecía la CPE vigente.

Mesa, quien durante su “presidencia” confrontó oriente y occidente, con discursos diversos según donde los daba, generó conflictos como el de la Capitalía Plena, que devino posteriormente en la defensa de La Paz “la sede no se mueve”, también, propició conflictos entre Santa Cruz y Chuquisaca “el Incahuasi” la reserva de Gas en la provincia Cordillera “hoy en plena exploración y explotación”. Sus constantes indecisiones, sumadas a la división que pretendió en el Congreso “comprando” diputados y senadores que conformaron la denominada Bancada Patriótica, las escasas políticas públicas de su “desgobierno”, negarse a promulgar la Ley del IDH trabajada en el Congreso, llevaron al “chantaje” de las renuncias “el me voy”; El Congreso en 2 oportunidades le rechazó la renuncia, triunfante y con el apoyo de los pañuelos blancos se iba a revolcar en el lodo Alteño, dándose el baño de popularidad que le hacía falta para seguir presumiendo.

Tanto va el cántaro al río que se rompe, el 7 de junio de 2005 nuevamente presentó renuncia y en efecto envió su dimisión al Congreso; sin embargo, esta vez el primer Órgano (Poder en ese entonces) del Estado, el Legislativo, no aguantaría otra pataleta del Presidente, éste que ya se acostumbró a enviar la renuncia y que sea rechazada, no contaba que se cansaran del tire y afloja, así que comienza la reunión de Directivas de ambas Cámaras, reuniones de bancadas y todo con miras a preparar la sucesión constitucional, que recaía en el Presidente del Senado, el cruceño Hormando Vaca Diez “quien supuestamente no recibió el respaldo el empresariado de Santa Cruz, en el entendido que no era tiempo de un cruceño en la Presidencia” esto impidió tomar una decisión por encima de la “oposición” de Mesa, quien había manifestado que no entregaría la Presidencia a Hormando, exigió su renuncia horas previas a la instalación de la Sesión de Congreso en la Casa de la Libertad, la misma suerte corrió el entonces Presidente de Diputados el tarijeño Mario Cossío, en suma Mesa, impidió el cumplimiento de la Constitución, obstruyó de forma deliberada la continuación de la democracia vía la sucesión constitucional de los presidente de las respectivas Cámaras, negoció a escondidas y también públicamente la renuncias de quienes estaban en la línea de la sucesión. Y llega a concertar, que sea el presidente de la Corte Suprema, Eduardo Rodríguez Veltzé quien asuma la Presidencia, la CPE consideraba esta posibilidad como el último eslabón de una sucesión, esto se consumó el 9 de junio de 2005.

La historia se repitió entre el 10 y 12 de noviembre de 2019, la reciente declaración informativa policial prestada por Jeanine Añez dentro de una investigación formal reveló “lo que ya se sabía” que Mesa y varios otros impidieron que exista una sucesión constitucional en apego al régimen Constitucional. Hasta antes de la declaración de Jeanine, todas las declaraciones que se emitieron sobre el tema se las debió considerar “políticas”, sin embargo, lo dicho por Añez al ser prestada ante un Fiscal con todas las garantías constitucionales y procesales, en presencia de su defensor técnico de confianza; esos hechos tienen una connotación jurídica fundamental para esclarecer los hechos investigados, las presiones físicas y psicologías a las que habrían sido sometidos quienes estaban en la línea de sucesión constitucional “Jeanine, no estaba en esa línea”, las forzadas interpretaciones de asumir la Presidencia del Senado y después asumir el Ejecutivo, saltando importantes pasos legislativos, traen cola.

Mesa, fue sin duda alguna, unos de los principales actores que convocó a la resistencia después de las elecciones de octubre de 2019; exigió la salida de Morales, impidió la sucesión constitucional tal como lo hizo en el 2005 con Hormando. Mesa no es un practicante de la Democracia. ¡Mesa, lo volviste hacer!

María Eugenia Martínez es Abogada

Comentarios