Edición Impresa

¡Mujeres del mundo, uníos!

Carlos Dabdoub Arrien 6/3/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Este 8 de marzo se cumplen 110 años desde que en 1910 la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague eligió esta fecha como el Día Internacional de la Mujer trabajadora. Posteriormente, el Sistema de Naciones Unidas formalizó esta data en 1975, con el propósito de defender sus derechos, pues a lo largo de los últimos 3.000 años, la brecha de género vino agrietándose cada vez más, afectando a la mujer en su vida personal y su vida laboral, olvidando la complementariedad como herramienta indispensable para que las sociedades crezcan y funcionen armónicamente (IME, 2017). El tema elegido por las Naciones Unidas en esta jornada es “Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres”.

En 2017 el título fue “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”. Este asunto comprendía medidas claves para asegurar el empoderamiento económico de las mujeres; cerrar la brecha entre los salarios de hombres y mujeres a nivel global; reconocer el trabajo no remunerado que supone el cuidado del hogar realizado por las mujeres, y redistribuir estas tareas de forma equitativa entre hombres y mujeres. Igualmente, proponía eliminar las brechas en el liderazgo y toma de decisiones, en el emprendimiento y en el acceso a la protección social y asegurar políticas económicas equitativas, para generar empleos, reducir la pobreza y promover un crecimiento sostenible e inclusivo.

Actualmente, las mujeres representan poco más de la mitad de la población mundial, sin embargo, y a pesar de los grandes logros alcanzados, la tasa de participación femenina laboral en el mundo, está por debajo del 30%, mientras que en la industria de la tecnología persiste una brecha mucho mayor. Asimismo, ellas representan menos del 20 por ciento de la plantilla en las grandes empresas TIC.

A pesar de estos datos alarmantes, está demostrado que es imperativo mejorar las oportunidades y actividades para potenciar la participación de las mujeres en la economía y el mercado de trabajo. Todo aquello redundará en un mayor desarrollo y estabilidad con efecto multiplicador. Hay amplias evidencias de que, cuando las mujeres pueden desarrollar plenamente su potencial, los beneficios macroeconómicos son significativos.

Un componente clave de esa visión es capacitar a las mujeres para que alcancen sus sueños y adquieran herramientas para transformar el mundo. Por ello, el Día Internacional de la Mujer es un día importante para reconocer y destacar la gran labor de las mujeres en el mundo y cómo vienen contribuyendo en todos los ámbitos al desarrollo de la Comunidad Global y a las grandes transformaciones sociales, tecnológicas, económicas, académicas y culturales.

Reconocer y destacar a las mujeres que están liderando la transformación social y tecnológica en los distintos ámbitos e incentivar a las nuevas generaciones a interesarse por las carreras tecnológicas a fin de utilizar nuevas herramientas como medio para generar un mayor impacto positivo dentro de sus sociedades, pero sobre todo a ser protagonistas de la construcción de un mundo más humano, más justo, más pacífico y sostenible, es el objetivo central de esta versión del International Women’s Day 2020 a realizarse en Santa Cruz este 7 de marzo, bajo el título de “Liderando la transformación social y tecnológica: Construyendo un mundo más humano”.

Lo organiza Women Techmakers (WTM, 2020) Santa Cruz, que es parte del Programa Google Developers con el apoyo del Instituto de la Mujer & Empresa (IME) de Unifranz. Desde 2012 dirigen sus labores a mujeres en tecnología, brindándoles una mayor visibilidad, recursos y creando comunidades para incentivar la participación de las mujeres en la tecnología.



Comentarios