Edición Impresa

Neosocialistas y la doctrina de las FFAA

Jorge Santistevan Justiniano 30/12/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

Mientras pueblos y gobiernos de países chicos y pobres, grandes y ricos muestran una permanente preocupación por la organización y potenciamiento de sus FFAA para la consecución de sus objetivos políticos; en Bolivia existen dirigentes de tendencia populista, que obsesivamente se ocupan de las FFAA para someterlas y transformarlas en milicias. 

Evo Morales tiene un enorme complejo que va más allá de lo racional, que lo llevan a tocar conceptos falsos en su propia mente como en la de sus correligionarios, desde las bases hasta sus estrategas políticos al cuestionar la doctrina militar como colonialista. La doctrina de las FFAA está basada en su misión constitucional establecida en el art 244 incluyendo el art 245 y la misma responde a las aspiraciones de toda la sociedad boliviana.

Crear una doctrina no es lo mismo que elaborar un pronunciamiento sindical cocalero; para elaborar doctrina en el caso específico de las FFAA se debe partir de un profundo conocimiento histórico y una vasta experiencia práctica en todos los campos y ubicarse en tiempo y espacio en torno a las aspiraciones de un país, previamente dedicar mucha lectura de precursores, filósofos y/o estrategas de la guerra, como Federico el Grande, Carlos Von Clausewitz, Mcal. Montgomery, Mcal. de Zepita, Bolívar, Sucre, entre muchos como ejemplo. 

Pero Evo Morales estará consciente ¿en qué etapa del desarrollo industrial se encuentra el planeta?, ¿estará consciente de cuáles son los objetivos de Estado?, ¿será consciente de lo que significa soberanía?, ¿de cual es el perfil geopolítico del Estado Boliviano? en fin muchas otras preguntas, que con seguridad desconoce su contenido. Evo Morales durante su mandato hizo todo lo contrario de lo que hace un Estadista, nunca tuvo la voluntad política de institucionalizar a las FFAA, por el contrario, las empleó en tareas no militares, también las sometió políticamente con teorías anti imperialistas y las humilló con lemas de antipatrióticos foráneos, así como con ascensos descarados e ilegales.

Lo que hace Evo Morales en su condición de dirigente cocalero y político, desde su retorno de la argentina con su mente inquisitiva a manera de concepto inicial (probablemente asesorado por malos militares) es intentar politizar a las FFAA para convertirlas en un instrumento de represión a favor del neosocialismo, que le garanticen su retorno al poder y gobernar indefinidamente junto a ellas (FFAA) pero convertidas en milicias. Su desventaja, es que en el personal de las FFAA hay una gran dosis de integridad y valentía, lo que difiere de algunos militares denominados “patriotas” que no gozan de liderazgo ni reconocimiento por tener una “pésima escala de valores”.

Finalmente; la relación entre el político y el militar la define una política de Estado en torno a los objetivos constitucionales, tomando en cuenta que, según el modelo de Estado, se adopta como opción la guerra o la paz; en consecuencia, una relación de tendencia partidaria o de grupos oligárquicos de dominación y los militares, es desnaturalizar la existencia de las FFAA como institución tutelar de la patria.



Comentarios