Edición Impresa

No es broma, ¡ellos gobiernan!

Diego Ayo 2/4/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

Vi al presidente Luis Arce en México hablando del régimen golpista. ¿Novedad? Ninguna. No sabe decir mucho más y tuvo el acierto de confesarlo. Recordó que “él es economista y no sabía nada sobre la transición constitucional o el golpe”. O sea, ¡él es economista y no sabe sobre asuntos jurídicos! Genial. Si le pedimos que se ocupe de un asuntito con la basura del lago Titicaca notoriamente contaminado, ¿qué hace? ¡Nada! Si el perla es economista, ¡sigan nomás destruyendo tranquilos la selva, ríos y lagos! Che, pero y ¿si necesitamos impulsar la descentralización: las gobernaciones y municipios? No hay caso.

El cuate es economista y no entiende de estos asuntos territoriales. O sea, ¡viva el centralismo y que las autonomías esperen nomás mejores días! Ya tuvo la gentileza de darnos un adelanto: “A las gobernaciones y municipios del MAS, vacunas contra el covid, a las gobernaciones y municipios de la oposición, covid”. Rico tipo, jugando con las vidas para enternecer a su jefe.

¿No es esito un tanto criminal? Lo es, pero nos hemos acostumbrado: al hacer canchitas de fútbol con el Evo Cumple, dejábamos de atender a los hospitales. ¡Saquen a los cadáveres, ya va a comenzar el partido! ¿Podría seguir existiendo este exitoso programa? Sí. Tan solo habría que agregarle alguito: “Evo Cumple, Lucho acata”.
Encima, ¿no nos dejó con reservas internacionales mermadas hasta casi 6 mil millones?, ¿no nos heredó una economía con el 80% de informales?, ¿no nos hizo más dependientes del narcotráfico?, ¿no se tiró la mayor bonanza de nuestra historia en museos para que se alegre el dueño de la plata? Sí.

¿Entonces? Entonces, no tiene idea ni de economía ni de no-economía. Y ¿sus (nuevas) mentirillas a la mexicana? ¡Son lo suyo! Mentir con tanta prolijidad es su dote, y nosotros, al menos, sabemos que es capo en algo.
Este talento es de comparsa: son hartos.

Ya vimos a la ultraderecha gubernamental del vocero Richter en asociación con Cantinflas Show hablar de “transición golpista” o “golpe constitucional” o algo así. El espectáculo no terminó ahí. Lo destacable es lo descubierto por el periodista Andrés Gómez en el suplemento Tiempos de Opinión de 2002 dirigido por Richter: un artículo escrito en este semanario con el siguiente título: “Evo y sus huestes asesinas”. ¡Uta! ¿Qué dice el director? “No me acuerdo quién ha escrito eso”. ¿Sí? Richter tendría que haber visto 85 artículos similares en su semanario o tener un alzheimer galopante para ¡no acordarse el nombre del autor de semejante artículo! Puedes olvidarte del autor de los artículos publicados “Se hallaron ranitas verdosas al borde del Illimani” o “Las empanadas de queso no tienen queso”, pero de este, me parece que no.

¿Hay más? Sí, don Iván Lima. Recordarle a este ilustre abogado que Luis García Meza tuvo un juicio de responsabilidades. ¿Qué? Sí señor: el dictador más nefasto de nuestra historia junto a Melgarejo ¡tuvo un juicio de responsabilidades! ¿Qué hiciste vos? Buscar una figurita judicial y hundir a la presidenta impidiendo que tenga un juicio de acuerdo a su cargo. ¡No nos querías contar la verdad, bandidín! Para desgracia tuya y fortuna nuestra te entrevistó María Galindo que no está para joditas. ¿Qué dijiste? “No podíamos enjuiciarla porque no tenemos 2/3 en la Asamblea, así que como soy un picarín, encontré cómo hundirla con una “figurita jurídica”: ¡enjuiciarla como senadora!”.

Lo que el astutín no se dio cuenta es que, a sus ministros, también presos, se los juzga como ministros de la presidenta, no como amigos de la senadora.

¿Yapa? El estratega de las Escuela de las Américas, el inefable Quintana, siempre está ahí. Ya no nos sorprende. No sé si porque ya tiene un montón de competencia con los caballeritos citados anteriormente o porque si ya te has hecho el malito 185 veces, la vez 186 ya no nos asusta tanto.

Prendes el televisor, aparece Quintana y la reacción es inmediata: “¿Ya prendió el ventilador?”. Sí, el hombre de fija ventila ese estiercolito tan suyo. No hay cuento que ya le sirva. Siempre es igual: sí, Juan Ramón, sabemos que Blanca Nieves es imperialista, el cazador es gonista, los enanos son unos rascas de derecha y el pobre Lobo solo tiene hambre.

¿Ellos nos gobiernan? Sí, ¡despertá! No es broma. Ellos nos gobiernan o, al menos, ellos están sentados en las oficinas públicas.



Comentarios