Edición Impresa

Nueva etapa de gobierno

José Luis Santistevan J 11/11/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

El juramento (no posesión) constitucional es la formalidad para acceder al cargo de 5 años. Las dos principales autoridades inician su mensaje de gestión sin citar a Evo Morales en sus discursos. En el mensaje de ambos, Evo no es parte del MAS 2.0.

Dos discursos políticos complementarios:

• David Choquehuanca: del chacha warmi (valor de la complementariedad hombre mujer) hasta el Iyambae (sin dueño), que representa lo más profundo de las naciones originarias. La simbología de la existencia y convivencia hombre naturaleza. Lo emocional y la igualdad. Lo indígena originario campesino.

• El comunitarismo y la representación del mítico cóndor que para volar necesita dos alas: derecha e izquierda. La madre tierra que representa la soberanía de los pueblos, que culmina en el vivir bien y gobernarnos nosotros mismos. Desde nuestros símbolos; la tricolor, la wiphala y el patujú (ausente pero citada).

• Un discurso profundo que representa la visión política de Estado más originaria de nuestros antepasados. La oposición deberá tomar ineludiblemente en cuenta estos conceptos al hablar de inclusión y conquistar otros departamentos.

• Luis Arce: hace mención específicamente a la gestión de gobierno y lo que le espera al país. Un discurso duro, pero necesario. No puede olvidar lo pasado durante 1 año de transición porque el mismo fue acusado. Creo que No es duro porque todo servidor público debe rendir cuenta de sus actos, incluido él. La gestión del Gobierno de transición causó más daño que la pandemia. Un discurso de bronca con los que abusaron, sobre todo por Sacaba/Senkata. Se olvidó del MAS de Evo que abusó 14 años.

• Mencionó cifras económicas (déficit – deuda contraída – caída de RIN) que el Gobierno de transición no informó. Habló de reactivar el modelo de economía plural comunitario que él creó. Los excedentes (bonos) de la riqueza son para distribuirlos. El pueblo votó por la estabilidad, paz y esperanza.

• Volvió a la carga de relaciones ideologizadas con la Unasur – Celac, no habló de Mercosur ni de la CAN, peor de la OEA. Sin embargo, cree en un mundo multipolar.

• Concluyó con la existencia de un Gobierno de facto, de una economía destruida y que debe aplicarse una justicia para corruptos y abusivos.

• La complementariedad de occidente y oriente que mencionó veremos si se refleja en el gabinete y participación de regiones con distintas visiones.

Algunos extras:

• Salieron del Palacio y de la Asamblea: Evo Morales, la Biblia y la religión.

• El MAS 2.0 necesita dos tercios para aplicar la CPE y recuperar la

institucionalidad del Estado.

• La conducta de Comunidad Ciudadana y Creemos demuestra que ambos actuarán por su lado. CC está más cerca al MAS que de Creemos. Mesa está más cerca de Arce que de Camacho.

• Existe una marcada oposición regionalizada. La mayoría del peso parlamentario está con representación en occidente (85%), MAS 55%, CC 30%. Creemos con 15% solo en el Oriente (SC-Beni).

• La gestión de la oposición demuestra hoy su peor momento, luego de 14 años de ausencia de un proyecto alternativo y 1 año de Gobierno de transición desastroso. Disfuncionalidad en 14 años y 1 año de funcionalidad trágica.

• El MAS tuvo la capacidad de renovarse, hoy está sin Evo y Álvaro. La oposición tiene que tener la capacidad de renovarse con gente sin vínculos con los 14 años de parlamentarios y sin gente del Gobierno de transición.

• La región cruceña debe replantear su estrategia de reivindicación de derechos en democracia. La oposición regional está debilitada, por ello, urge reestructurar el rol de la institucionalidad cruceña y renovar sus dos gobiernos autónomos.

Con todos los problemas electorales pendientes y el desafío hacia el bicentenario, lo más importante es que el país inicia una etapa con un Gobierno y una Asamblea renovada en democracia, producto de la soberanía del pueblo.