Escucha esta nota aquí

Las autoridades de la Gobernación y la Alcaldía de Santa Cruz ordenaron nuevas medidas de restricción para disminuir el índice de contagios del Covid-19, en una acción coordinada que debe merecer la colaboración de la población por el bien de toda la ciudad y el departamento.

El Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) determinó mantener la prohibición de la circulación de personas y todo tipo de vehículos el domingo 30 de mayo, pero también los días domingo 6 y 13 de junio.

Uno de los cambios más importantes en comparación con la semana que termina es la extensión del horario de circulación de lunes a sábado: desde el lunes 31, las actividades económicas pueden atender al público hasta las 20:00 horas, el transporte público puede circular hasta las 22:00 horas y los vehículos particulares y ciudadanos podrán circular hasta las 23:00 horas. Entre las 23:00 horas y las 5:00 de la mañana siguientes se mantendrá la prohibición de circulación de personas, vehículos motorizados y no motorizados.

En otras medidas, se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas y se sugiere la adopción del horario continuo como modalidad de trabajo.

A primera vista, da la sensación de que los ajustes a las medidas de restricción son apropiados, y consiguen un equilibrio con la necesidad de volver a reactivar al menos parcialmente la actividad económica que se mueve en las primeras horas de la noche, no solo en comercios, sino particularmente en el rubro de servicios gastronómicos, como restaurantes, que han sufrido los más duros golpes de la pandemia. Se trata de un sector estratégico de alta generación de empleo. Por eso es un acierto la orden de extender la circulación de ciudadanos hasta las 23.00 horas.

Mientras tanto, la tercera ola del virus va mostrando cada día su rostro más feroz. Ayer mismo, en Santa Cruz se contabilizaron oficialmente 1.026 nuevos casos y un índice de positividad del 20 por ciento, considerado alto en comparación con los niveles promedio de otros países.

La iniciativa cruceña de la restricción total para los días domingo y parcial en días de semana es un ejemplo de una acción coordinada entre los niveles de poder local y departamental, que rápidamente fue adoptada en condiciones prácticamente idénticas en la mayoría de las regiones del país.

Esa es una demostración de un ejercicio autonómico de toma de decisiones con alto sentido de oportunidad y sensatez. Sin embargo, el éxito de las medidas depende en gran medida de la conciencia responsable de los propios ciudadanos: quizá a nadie le gusta ningún tipo de cuarentena ni prohibiciones de circulación, pero son necesarias para cuidar la vida.

Algunas regiones del país se vieron forzadas a establecer mayores restricciones aun, como el caso de Cochabamba, que limitó la circulación de lunes a jueves hasta las 18:00 horas, el viernes hasta las 16:00 horas y los fines de semana tendrá cuarentena rígida. La razón de la mayor restricción es que en esa región se dispararon los casos de Covid-19.

Comentarios