Escucha esta nota aquí

Ocho personas murieron en un tiroteo ayer en instalaciones ferroviarias de la ciudad de San José, en California, informó la Policía local, en el último caso de violencia mortal derivado del uso de armas de fuego en Estados Unidos.

“Puedo confirmar que ahora hay ocho personas muertas, y que un sospechoso ha sido declarado muerto”, dijo Russell Davis, del Departamento de Policía del Condado de Santa Clara, quien advirtió que el número de fallecidos podría aumentar.

Además, varias personas sufrieron heridas en el ataque en San José, un centro tecnológico de Silicon Valley con alrededor de un millón de personas, al sur de San Francisco.

El presunto atacante era un empleado de la empresa de transporte público atacada, la Valley Transportation Authority (VTA), precisó Davis.

Brigadas antibomba fueron desplegadas luego de que se reportara la existencia de explosivos en el lugar, y estaban tratando de “limpiar cada habitación y cada rincón” del edificio, añadió.

La Policía se dirigió de forma urgente hasta el patio de trenes, tras recibir informaciones de sonidos de disparos y de un “tirador activo”, indicó en su cuenta de Twitter la Oficina del Sheriff del Condado de Santa Clara.

“Nuestros corazones están con las víctimas y sus familias”, dijo a la prensa la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.



Comentarios