El jugador colombiano de Real Santa Cruz perdió la vida este viernes por un paro cardio respiratorio. El periodista Fernando Nürnberg abrió el debate

El Deber logo
23 de marzo de 2024, 13:47 PM
23 de marzo de 2024, 13:47 PM

Fernando Nürnberg Zambrana

Una serie de pasos claves en el afán de reanimar al futbolista colombiano Guillermo Denis Beltrán, se habrían omitido y que probablemente pudieron haber evitado este desenlace tan triste y dramático.

1. No se ha evidenciado la presencia de un médico durante la práctica o por lo menos durante el traslado del jugador al centro médico.

2. La falta de un desfibrilador, que en su momento la FBF dotó, junto a otro equipamiento de primeros auxilios, a cada uno de los clubes, hubiese permitido asistir como se debe al malogrado futbolista.

3. El protocolo a seguir ante este tipo de emergencias, exige que sea un personal médico o paramédico quien debe auxiliar y realizar el procedimiento de reanimación hasta que llegue una ambulancia al lugar.

4. No se debió nunca, pese a la desesperación natural que vivieron en esos momentos dramáticos, trasladar al jugador en un vehículo particular carente de condiciones de asistencia de primeros auxilios.

5. La funcionaria de marketing, es quien ejercita desesperadamente los movimientos de reanimación sin que tenga éxito, lo que plantea la interrogante con relación a la ausencia del médico de planta o de sus auxiliares. Para colmo de males, se advierte que el tráfico conspira para un rápido traslado al centro médico .

6. Porqué a esa clínica? La Clínica Melendres (Doble via La Guardia entre segundo y tercer anillo) está alejada del estadio de Real Santa Cruz y lo lógico es que se haya dirigido a la Foianini que está a no más de cinco minutos.

7. En la ciudad donde abundan las ambulancias de todo tipo y tamaño, parece increíble que no se haya conseguido una. El procedimiento debió hacerse, según opinan categóricamente los médicos, en el campo de juego hasta que haya llegado esa asistencia.

8. El club deberá hacer público el informe de la revisión médica del malogrado deportista, al momento de haberlo contratado y también al iniciar esta temporada, de rigor en cualquier parte del mundo, y dar cuenta qué pasó con el desfibrilador. Además, ofrecer una explicación de todo lo sucedido, pese a que en una nota de prensa, ha informado que sus dirigentes no estarán disponibles para los medios periodísticos.

Esta muerte nos afecta a todos. Nos conmueve y lacera. No es fácil de digerir, pero nos obliga a exigir explicaciones coherentes. La autopsia de rigor seguramente dará mayores luces sobre esta desgracia que afecta a un equipo y enluta a una familia que pierde a un ser querido.