Opinión

Para los opinadores en desarrollo de software

Escucha esta nota aquí

Estos días el tema de boga es la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo y el software que provoca el retraso del funcionamiento del Sistema de Administración de Pensiones. Antes de emitir cualquier crítica respecto del desarrollo e implementación de un sistema (software), se debe explicar que para su desarrollo debe cumplir fases, a fin de obtener un producto de calidad: determinación de requerimientos, análisis, diseño, codificación y corrección, pruebas de software e implementación.

El senador Óscar Ortiz hizo críticas a la ligera al referirse al software de administración de los fondos de pensiones, que hoy están en manos de empresas privadas BBVA Previsión y Futuro de Bolivia S.A. Cada AFP tiene su propio sistema informático y una base de datos propia y específica, en plataformas diferentes. Quiere decir que sus sistemas son diferentes en concepción, almacenamiento y funcionamiento. Por ejemplo, si nos referimos al almacenamiento de información, este concepto está relacionado a la base de datos de un sistema, que puede tener diferentes campos, diferentes tablas y contienen millones de datos. Por otra parte, estos registros se almacenan en motores de base de datos como ser Oracle, MySQL, MongoDB, entre otros.

Una de las bases de datos de las AFP está diseñada en una versión que ya no cuenta con soporte del proveedor del motor de base de datos, es como la plataforma Windows XP, existe, pero ya no tiene actualizaciones disponibles para esa versión y, en caso de que se presente un problema, no cuenta con el soporte técnico para resolverlo.

La base de datos de la segunda AFP fue desarrollada en AS/400, que es un sistema integrado muy complejo que incluye hardware (parte física), el software (el sistema desarrollado para esa plataforma), la seguridad, una base de datos y otros componentes; es como tener un celular con un sistema operativo IOS, bloqueado para cualquier modificación o mejora, como los que tienen los IPhone.

Al tener los registros de los asegurados en las AFP en dos bases de datos con características físicas diferentes y sistemas concebidos de diferente manera, significa que ambos sistemas no son compatibles. La migración de los datos de los 2,2 millones de asegurados y 925 millones de registros, que tiene el Sistema Integrado de Pensiones, no es algo simple como copiar y pegar un texto o una tabla.

Por otra parte, cada software que usan actualmente las AFP Previsión y Futuro, tiene sus propias especificidades y, en algunos casos, podrían tener llaves o puertas traseras, inmersas en el código fuente de dichos sistemas, este aspecto técnico podría detectarse haciendo una ingeniería a la inversa de cada sistema, lo que implica tiempo y requiere de un equipo de ingenieros en sistemas, informáticos forenses, entre otros, que permitan conocer en detalle cómo fue concebido el diseño de las bases de datos, sus campos y el desarrollo del software como tal.

Para quienes conocen algo sobre desarrollo de sistemas, el tiempo de implementación depende de la concepción de cero con los requerimientos del cliente, la complejidad y la cantidad de trabajo, según la dimensión del sistema. En el caso del Sistema de Administración de Pensiones que usará la Gestora Pública se debe comprobar que el nuevo sistema, que está siendo desarrollado por la Empresa Sysde Internacional Inc., debe cumplir a cabalidad los requerimientos de la Gestora. Asimismo, se debe garantizar que se puedan migrar los millones de registros de los asegurados de ambas AFP y que estos sean consolidados de manera íntegra y estén disponibles en su totalidad con todos sus datos y transacciones históricas. Asimismo, deben contar con tablas de auditoría que permitan almacenar información de cualquier consulta, creación, adición, modificación u otras operaciones que realicen los usuarios; esto permitirá realizar el seguimiento de la información.

Es por esta razón que algunos opinadores cuestionan el retraso de la entrega del sistema, sin tener en cuenta que son 83 productos aproximadamente y 890 adecuaciones a la normativa vigente en nuestro país, los que deben funcionar correctamente para que los procesos del Sistema de Gestión de Administración de Pensiones sean confiables, seguros y tengan un alto grado de automatización. Previo a su funcionamiento, con la responsabilidad que amerita dar continuidad al Sistema de Pensiones, deberán ser sometidos a pruebas de calidad para su puesta en marcha. Finalmente, los beneficiarios que usarán este sistema que integrarán los 2,2 millones de asegurados en una sola base de datos, serán la Gestora Pública y nosotros como asegurados del Sistema Integral de Pensiones nos beneficiaremos con información transparente y disponible de forma inmediata los 365 días del año.