Edición Impresa

Por un futuro basado en la confianza, la verdad y la transparencia

Antonio Rocha 14/12/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

La semana pasada concluyó con tanto éxito como expectativa la 19ª Conferencia Internacional Anti Corrupción patrocinada por el Gobierno de Corea del Sur y desarrollada íntegramente de forma virtual a través de conferencias, foros, workshops y hasta eventos culturales relacionados a la promoción de la transparencia como forma de vida y de gobierno. La conferencia contó con el apoyo de Transparencia Internacional (TI), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y los Gobiernos de EEUU, Dinamarca y Alemania, estuvieron presentes más de siete mil participantes de 135 Naciones y Territorios.

El documento final que recoge en gran parte las conclusiones y recomendaciones de la Conferencia se plasma en la Declaración de Seúl intitulada “Diseñando el 2030: Por un futuro basado en la Confianza, la Verdad y la Transparencia”, tal cual reza el rotulo del presente artículo, no por ser tópicos en boga, sino, por que han sido abordados de forma recurrente desde nuestra institución en los distintos foros y medios a través de los cuales interactuamos con los operadores de comercio exterior y con la sociedad.

“Durante seis días y más de 130 sesiones, la Conferencia ha demostrado que, más allá de las fronteras nacionales, quienes trabajan para acabar con la corrupción enfrentan desafíos similares. También han destacado muchos éxitos en la lucha contra la corrupción en todo el mundo. Al hacerlo, hemos compartido ideas, experiencias y estrategias; hemos forjado alianzas; y hemos identificado nuevos enfoques que prometen dar como resultado un mayor progreso contra la corrupción…… Dondequiera que miremos alrededor del mundo, los criminales y corruptos nunca dejan de socavar el bien común. Como muestra claramente la mortífera proliferación de la corrupción durante la pandemia de Covid-19, aún queda mucho por hacer para lograr nuestro objetivo común de diseñar un futuro basado en la equidad”, señala entre otras cosas la Declaración.

Entre otros elementos destacados de la Declaración de Seúl resaltan los siguientes, que consideramos importante traer a colación, en el análisis de la coyuntura y realidad del país:

- No se puede permitir que la misma devastadora falta de transparencia en la contratación pública y el mal uso de los fondos de Covid-19 que hemos visto durante la pandemia socaven la compra y distribución de vacunas. Debemos luchar para garantizar un acceso justo y equitativo a las vacunas y una recuperación económica justa, en todas partes, sin dejar a nadie atrás

- El poder de las grandes tecnologías y los gigantes de las redes sociales continúa siendo aprovechado por aquellos que buscan difundir noticias falsas y teorías de conspiración que alimentan el odio, la división y el miedo. La verdad, la confianza y la transparencia, y la pérdida de privacidad, son las víctimas. Violaciones de derechos humanos, injusticia social y delitos ambientales son solo algunos de los resultados.

- Hemos sido testigos del auge del autoritarismo y el populismo, tendencias globales que han erosionado dramáticamente las normas democráticas en todo el mundo. A medida que se ha socavado la confianza en la independencia de las instituciones, ha aumentado la impunidad. Debemos trabajar para garantizar que se mantengan, amplíen y defiendan las normas democráticas.

En los países de América Latina donde la corrupción se ha enraizado en casi todos los niveles de los sucesivos gobiernos, en la justicia, la policía y una parte del mismo sector privado que la promueve a beneficio propio, el daño se traduce en los crecientes niveles de pobreza extrema cercanos a la tercera parte de la población, en el aumento de la evasión de tributos y regalías en la producción extractiva de la minería y los hidrocarburos y en el daño al medio ambiente cuya destrucción se compra con la corrupción de las entidades gubernamentales reguladoras.

Tenemos un gran reto, extirpar la corrupción de nuestra cotidianidad y engendrar en cada uno de nosotros la confianza, la verdad y la transparencia.

Comentarios