Opinión

Posible retorno del socialismo en España

El Deber 13/4/2019 04:00

Escucha esta nota aquí

Después del 28 de este mes, día de las elecciones generales en España, es muy probable que el actual jefe de gobierno y líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, confirme la hipótesis de que un candidato que ejerce el gobierno tiene una ventaja especial frente a sus contendores situados en la oposición. Así se desprende de recientes sondeos sobre intención de voto.

Por otro lado, no es desdeñable que los comicios reflejen la acentuada dispersión del voto entre al menos cuatro formaciones políticas, lo que confirmaría la importante transformación del sistema político español que pasó de un tradicional bipartidismo a un novísimo multipartidismo. Por último, igual de importante será el caudal de votos de la nueva formación VOX pues daría idea del apoyo recabado por la extrema derecha, nuevo suceso en el escenario político.

De acuerdo con una última encuesta de la organización privada GAD3, el PSOE arrastra en su favor el 31,1% de la intención de voto y podría obtener entre 137 y 139 escaños en el Congreso de los Diputados. En segundo lugar, se sitúa el Partido Popular de Pablo Casado con el 20,9% de la intención de voto y la posibilidad de conseguir entre 86 y 90 escaños. El tercer y cuarto lugar son, por el momento, para Ciudadanos de Alberto Rivera y Unidos Podemos de Pablo Iglesias con el 14,9% y el 11,5%, respectivamente. El primero podría conseguir entre 47 y 50 escaños y el segundo entre 28 y 30 escaños. El nuevo partido VOX logra 9,8% de la intención y podría conseguir entre 16 y 18 escaños. En los últimos lugares figuran los partidos regionales como ERC de Cataluña y PNUV del país vasco.

Está claro y es tal vez la única evidencia que nadie discute que ninguna agrupación estará en condiciones de conseguir 176 escaños, o sea la mayoría absoluta necesaria para formar gobierno en solitario. Por esta circunstancia, otras encuestadoras, como el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) adelantan posibles alianzas para conseguir, cuando menos, la investidura de algún candidato. Así, por ejemplo, una alianza entre el PSOE y los partidos regionales podría alcanzar entre 187 a 215 escaños y una alianza entre el PSOE y Ciudadanos entre 164 a 189 escaños. En ambos casos sería posible que Pedro Sánchez consiga ser investido como nuevo jefe de gobierno.

De darse este pronóstico, el socialismo tendría una nueva oportunidad para gobernar después del largo interregno ocupado por el derechista PP. No es verosímil que el interrogante se despeje poco después del 28 de abril. Después de esta fecha están programadas elecciones regionales y municipales en todas las autonomías y elecciones para representantes en el Parlamento Europeo. Es seguro que estas contiendas influirán en el ejercicio para formar alianzas de investidura y de gobierno.

Comentarios