Opinión

Prioridades del POA municipal

El Deber logo
25 de agosto de 2017, 4:00 AM
25 de agosto de 2017, 4:00 AM

Entre algunos cuestionamientos de los concejales que no son de la agrupación política de Percy Fernández, por la supuesta falta de información oportuna, el Concejo Municipal cruceño lleva a cabo la socialización del POA 2018 en los diversos distritos vecinales. De acuerdo con lo previsto, a fin de mes se lo debe analizar y aprobar en el organismo deliberante. Hasta ahora se ha conocido  el marco general del presupuesto, que contempla un incremento de alrededor de Bs 200 millones respecto al de la actual gestión. El aumento se sustenta en recaudaciones propias, ya que siguen en picada los recursos proporcionados por el Tesoro General del Estado, ante todo por la caída del IDH. 

Hay que reconocer que el Gobierno Municipal ha desplegado un importante esfuerzo en la captación de recursos propios, sobre todo con el aumento de las recaudaciones impositivas, lo que le permite de alguna manera cubrir el hueco que deja a municipios y gobernaciones la disminución del IDH.

El presupuesto generalmente refleja las prioridades del Gobierno Municipal para destinar recursos limitados a las grandes necesidades de la mayor ciudad de Bolivia, que crece casi de forma explosiva. El POA debería también reflejar consensos políticos, pero, sobre todo, recoger de forma participativa las demandas vecinales. No se puede complacer a todos, pero debe intentar responder a los intereses mayoritarios y atender a los barrios con obras planificadas.

En años anteriores, una de las mayores prioridades fue la pavimentación, además de la construcción de módulos escolares y parques públicos. No hay duda de que hubo progresos en la infraestructura de este tipo, pero algunos analistas observaron que la gestión se centró en el cemento y no tanto en el desarrollo humano. La cultura, por ejemplo, fue un asunto de segundo plano. De todos modos, en los dos últimos años hubo un interesante cambio de prioridades, ya que se dirigió una gran parte de los recursos a la salud. De este giro de visión nació el seguro municipal gratuito, que en 2018 se mantendrá como una de las mayores apuestas. También se conoció que el POA 2018 contempla la construcción de siete microhospitales. Es posible que con estas inversiones mejore la infraestructura de salud, pero también se espera que ocurra lo mismo con la calidad del servicio médico, interrumpido constantemente por huelgas.

Por último, el POA 2018 fija como otra prioridad el financiamiento del plan de traslado de mercados, que sigue siendo una gran deuda, junto al ordenamiento del tráfico y el transporte público. 

Tags