Opinión

Prioridades en el agro

El Deber logo
18 de febrero de 2017, 4:00 AM
18 de febrero de 2017, 4:00 AM

Freddy Suárez, nuevo presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), ha definido la “propiedad plena” de la tierra como uno de los objetivos de su gestión, que llevará adelante junto con los vicepresidentes Reinaldo Díaz y Oscar Mario Justiniano. La candidatura ganadora, llamada Juntos somos fuertes, refleja, según dijo Suárez, la postura del nuevo directorio para negociar con el Gobierno central sobre los temas esenciales.

Esos temas son, además de la aludida sobre la propiedad plena, la liberación de las exportaciones y la modernización en tecnología, para nivelar al país con todos los vecinos y con los países de crecimiento más alto en el mundo.
Sobre el tema de la propiedad, Suárez manifestó también: “Los cruceños queremos ser dueños reales de nuestra tierra”, aludiendo a los condicionamientos creados por el Gobierno central y que terminan negando el principio de propiedad al someterlo a revisiones periódicas de parte de la autoridad. 

“Una propiedad retaceada, reducida a un simple usufructo, no nos permite soñar en grande”, dijo Suárez a lo largo de su campaña para ocupar el lugar de liderazgo del sector económico que genera ingresos en magnitudes que compiten con las actividades vinculadas al ‘extractivismo’, ya sea de hidrocarburos o de minería.

Con estas palabras Suárez aludió al hecho de que resulta muy difícil financiar iniciativas de progreso cuando hay dudas sobre la propiedad de la tierra. Una situación similar a la que se presenta en los lugares del país comprendidos por la Reforma Agraria de 1953, en que los beneficiarios siguen condenados a no poder ni vender ni hipotecar sus tierras, lo que ha provocado que dejen de producir, sometidas al inmovilismo. Suárez dijo que la propiedad plena de la tierra “les permitirá a medianos y grandes productores invertir a largo plazo y a los pequeños les dará acceso al crédito bancario.

La idea del nuevo directorio de la CAO es conseguir una integración con los valles y con el Chaco, más el sur integrado, dando a todo el agro cruceño un enfoque que sea capaz de negociar desde la unidad con los representantes del poder político.

El mensaje profundo del nuevo directorio es que un sector agropecuario cruceño fuerte ayudará a tener una Bolivia mejor. Son ideas que deben ser tomadas en cuenta por quienes tienen a su cargo conducir el país hacia mejores días 

Tags