Opinión

EDITORIAL

Reglas claras para evitar un desastre

Editorial El Deber 9/5/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Tras la divulgación del índice de riesgo municipal de contagio de coronavirus, que hizo el ministro de Salud junto con su equipo, es imprescindible que haya más información respecto a las condiciones en que se encarará esta nueva etapa para el país.

De acuerdo al mapa, hay 68 municipios con riesgo alto; 152 municipios con riesgo medio y 119 con riesgo moderado. Eso se evaluará cada semana. Las capitales de departamento y El Alto están en la primera categoría. Las principales ciudades intermedias también. Sobresale Montero que tiene la segunda tasa de incidencia más alta a escala nacional, después de Trinidad (Beni) y Eucaliptus (Oruro).

Al contrario de lo que se pensaba, el Gobierno nacional aún no se reúne con los alcaldes del país y hay departamentos como La Paz, donde existe un divorcio irresponsable entre las autoridades municipales y departamentales, dejando incertidumbre y confusión entre sus pobladores.

Al respecto, hay que destacar que en Santa Cruz se hicieron a un lado las diferencias políticas entre Demócratas y Santa Cruz para Todos, ya que alcaldesa, gobernador y delegado presidencial pudieron sentarse en una misma mesa y definir que la cuarentena se mantendrá tal cual durante por lo menos una semana más; lo que significa que irán definiendo paulatinamente las medidas a tomar, en base a la incidencia de casos.

No ocurre lo mismo en el departamento de La Paz, donde es la política la que hace que sus autoridades lancen mensajes contradictorios y esto es aprovechado por sectores como el de los transportistas que ya anuncian que saldrán a trabajar desde el lunes, al saber que el gobernador quiere flexibilizar la cuarentena en todas las provincias. Hay un riesgo no solo de desobediencia, sino también de estallidos de violencia.

Cuando hay reglas claras nadie se confunde y estas se deben acatar. ¿Quién define cual deberá ser la conducta en los 158 municipios de riesgo medio y los 119 con riesgo moderado? Las líneas generales están trazadas, pero dejar los detalles a la definición de alcaldes (muchos con línea partidaria contraria al gobierno central) es demasiado riesgoso para la ciudadanía.

Bolivia ya tiene 2.266 casos de coronavirus y se puede calcular que hay un promedio de siete infectados por cada persona con Covid-19 confirmado mediante laboratorio. A ello se suma que los sistemas de detección y de atención no están preparados para una explosión de contagiados. Aún no se sabe a ciencia cierta si la baja detección en algunos departamentos es real o es que no se los ha logrado identificar porque no se han realizado todos los análisis que se debería realizar.

En suma, estamos por ingresar a una etapa muy delicada y peligrosa en la que se demanda la mayor responsabilidad posible de parte de las autoridades, lo que significa dejar a un lado la política y ser muy claro con la población. En este momento, la información debería estar fluyendo a través de todos los medios de comunicación, los especialistas del Gobierno tendrían que estar en reuniones permanentes con los niveles subnacionales y también respondiendo todas las dudas de la ciudadanía.

Se trata únicamente de hacer bien las cosas y evitar un estallido de contagios con nefastas consecuencias.

Comentarios