Escucha esta nota aquí

Veamos algunos artículos de la Nueva Constitución Política del Estado. No hay ningún indicador científico que demuestre un avance cualitativo en la educación nacional (Art 78). Nuestra hipótesis de una deficiente calidad se basa en observaciones directas, en los resultados de la PSA y en la fobia ministerial para evaluar la calidad en todo el sistema educativo. (Art 89).

Mientras se estimule la memoria mecánica y la simple repetición de contenidos, la educación no puede ser crítica (Art 78; III). La educación vocacional está garantizada en un artículo de la Constitución, pero no se la implementó en ninguna unidad educativa (Art 78; IV), al igual que el Art. 80 (del vivir bien) y el 90 (de formación técnica). El Art 79 tiene dos palabras conceptualmente inapropiadas. Dice: ‘fomentar’ los valores éticos.

Mejor hubiera sido “educar” en valores. El otro concepto es ‘intercultural’. Por cultura se entiende todo lo creado por el hombre. Pero identificar ‘cultura’ con ‘usos y costumbres’ constituye un grave error. Eso es tomar el todo por la parte. He aquí algunos artículos de la Ley 070 la Educación Avelino Siñani–Elizardo Pérez.

En el año 2008 se despidió a más de 20 docentes cruceños, sin ningún proceso y so pretexto de ser autonomistas, incumpliendo la inamovilidad funcionaria (Art 2; VI). La educación sigue siendo verbal, libresca, repetitiva y memorística. En muchas aulas reina la orfandad científica por la copia textual de internet.

Así es difícil desarrollar una formación científica fomentando la investigación (Art 5; 2). No existe un solo documento del seguimiento, de la evaluación y de la acreditación para garantizar la calidad educativa (Art 5; 18) El ministerio tiene que explicar cómo identifican las vocaciones los bachilleres; debe haber algún oscuro secreto no revelado, porque en la secundaria no ocurre tal cosa (Art 14; II).

La buena intención de implementar los currículos regionalizados (Art 69; 5) y el desahogarnos un poco del centralismo secante (Art 70; 1) resultaron inútiles por la indiferencia de la administración local, de la Federación de Maestros y de los propios docentes.

¿Existen la Agencia Plurinacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior Universitaria (Art 68, III); el Observatorio Plurinacional de la Calidad Educativa (Art 83, I) y el Instituto de Investigaciones Pedagógicas Plurinacionales (Art 87)? Si alguien vio a estos fantasmas, por favor informe al Ministerio de Educación