Opinión

¿Sabés qué?

El Deber logo
24 de septiembre de 2017, 4:00 AM
24 de septiembre de 2017, 4:00 AM
Para mí, hoy, lo más importante sos vos… Allá, cerquita, para no olvidarme de la violencia simbólica que representa, dejo eso de la re-re- y la pretensión de que la misma sea “un derecho humano”, como si de eso se trataran los Derechos Humanos, tan venidos a menos y tan bastardeados por los que creen que la democracia se hace violando la ley.

Sé que no hay que descuidarse, pero aún así hoy, solo por hoy, lo dejo un ratito porque ya habrá tiempo de seguir con eso, porque esa es una lucha permanente, cotidiana. Pero hoy, hoy sos vos, Santa Cruz, quien se lleva mi atención.

Quiero decirte algunas cosas, recordármelas a mí mismo ¿sabés? Lo escribí muchas veces y no me canso de hacerlo. Admiro la capacidad que tenés de sobreponerte y crecer, y seguir produciendo aunque te pongan trabas y te agredan de tantas maneras. Me maravilla en vos eso de no hacer caso al adulo de los que te detestan por tu brillo, pero no pueden vivir sin vos, de los que te halagan cada cierto tiempo aparentando interés, porque para ellos sos voto, mientras que para nosotros sos vida.

Te cuento que nosotros te pensamos y nos vemos en vos. Y te digo que está bien, que es muy bueno reconocerse en la vida de ayer para poder hacer vida mañana, desde esta vida con la que hacemos el hoy, desde un presente permanente y alterable como toda obra humana que nos permite avanzar y reconocernos en cada gente igual a nosotros, a la que encontramos y a la que podemos decirle vos, o ‘usté’, y con solo eso saber que hay lugares comunes, historia, cultura, que nos unen. Somos alegría y nos expresa el Carnaval, es cierto, pero somos una historia preñada de esfuerzos y éxitos de toda laya… Muchos de los ‘vos’ no saben lo que han vivido los ‘usté’, no conocen lo reciente, no saben de las invasiones punitivas de los años 50 del siglo pasado. ¡Bah!, no recuerdan siquiera los intentos criminales de los Surco apañados por el poder en los 2000, dejando un tendal de agresiones a su paso. 

Pero saben, ¡cómo no!, que hubo los Melchores, los Valverde, las doctoras Elfis, porque de vez en cuando alguien habla de ellos y les sirve; eso sí, saben del millón del Cristo porque ahí se reforzó lo que somos.

Somos campo, somos industria, somos progreso, somos Misiones y música barroca, somos Noel, somos siglo XXI en pleno, modernidad, convivimos con el futuro y no nos cuesta y no renegamos de él porque nos ayuda a soñar y avanzar, a ser mejores, porque en eso los ‘vos’ y los ‘usté’ somos iguales… queremos ser mejores, porque hay que dejar a los que vienen, la herencia altiva del mestizaje de Chaves y el Cacique. Porque como escribió don Raúl… “Nacimos del parto de oro, de la tormenta verde; hombres de la llanura sin fin, más larga que la vista, más amplia que mis brazos extendidos en una imploración de pueblos”.

Porque somos eso y más, Santa Cruz, es a vos a quien escribo y, como leí en algún lugar, te agradezco ser tuyo, porque no pedí nacer aquí, solo tuve la suerte de hacerlo.

¡Feliz 24! 
Tags