Edición Impresa

Salario en tiempos de pandemia

Escucha esta nota aquí

Luego de vivir la traumática experiencia del confinamiento rígido, donde la mayoría de los ciudadanos y empresas no teníamos ingresos, los pocos afortunados que teníamos algunos ahorritos la pasamos con dificultades, pero la mayoría no tenían “nada”, en este aspecto varias empresas cerraron y las que quedaron también pasaron por una situación económica traumante.

En este aspecto el pasado 1 de mayo, el gobierno decreto un incremento de 2% al salario mínimo, por parte de los trabajadores que ganan lo mínimo, este incremento representa un relativo alivio a sus problemas económicos; por el lado de los empresarios, también trae consecuencias, ya que sus ingresos se vieron seriamente reducidos lo cual no permitirá un incremento salarial sin afectar la estabilidad de sus trabajadores, vale decir despidos (según la representación de los empresarios), incluso algún dirigente empresarial se atrevió a lanzar una relación inversa indicando que por cada punto porcentual que se incremente generaría 10.000 despidos, sería interesante analizar dicha ecuación.

La mayoría de los empresarios, por no decir todos, realizan el análisis solo desde el punto de vista del gasto, ignorando el análisis de que dicho incremento se convierte en un aliciente para sus potenciales consumidores; es decir, los ciudadanos bolivianos al tener más “platita” en el bolsillo, aumentarán su poder adquisitivo, lo cual incrementará el consumo, vale decir compraremos más productos, esto debería traer consigo un incremento de la producción nacional, más aun teniendo en cuenta que a consecuencia de la pandemia las exportaciones (en toda el mundo) se redujeron de manera significativa, ya que aumentaron las restricciones fitosanitarias producto del COVID 19, dejando como una buena opción el mercado interno.

El 5 de enero de 1914 el empresario Henry Ford anunció que incrementaría el salario de sus obreros a $us 5 por día, cuando los otros empresarios solo pagaban $us 2, semejante atrevimiento escandalizo a sus colegas, los cuales lo consideraban una traición y al igual que la mayoría de nuestros empresarios decían que no era sostenible y que generaría el cierre de sus empresas.

Este incremento, permitió a los mismos obreros de Ford, convertirse en consumidores importantes, incrementaron sus ingresos a un nivel en el cual satisfacían sus necesidades básicas y a la mayoría le alcanzaba para comprarse un vehículo Ford.

En este aspecto, nuestros empresarios deberán realizar el esfuerzo de incrementar lo determinado por el gobierno y mantener la estabilidad laboral de sus empleados para que estos mismos se conviertan en consumidores de sus productos y de esta manera se dinamice nuestra economía.

La principal función de los empresarios es obtener la mayor ganancia posible, sin embargo el ser parte de una sociedad debería involucrar el aporte de una responsabilidad social, ya que el desenvolverse en una sociedad justa traerá no solo prosperidad financiera y material, también traerá personas propositivas que contribuyan a la misma, me despido recordando nuevamente a Ford: “El mayor uso del capital privado, no es hacer más dinero, sino ganar dinero haciendo más por el mejoramiento de la vida y del ser humano”



Comentarios