Escucha esta nota aquí

¿Cuánto esfuerzo implica edificar un departamento o una casa? Si la respuesta es “mucho”, imagínese lo que demanda construir un edificio de pisos o un condominio, además del dinero y el tiempo que se invierte en ello. Para la mayor parte de la gente, tener techo propio implica trabajar toda una vida. Siendo esto así ¿se imagina erigir 100.000 viviendas para 370.000 personas? De estar en sus manos ¿lo haría? ¿Asumiría el riesgo de tal emprendimiento? Si la respuesta fuera “sí”…¡felicidades! Eso sí, le aclaro que debería ser bajo estas características:

En el departamento de Santa Cruz, sobre una superficie de 6.000 hectáreas, entre Warnes, Cotoca y Santa Cruz de la Sierra; con 3.000 hectáreas para uso residencial; 700 hectáreas para espacios comerciales y de negocios; 2.300 hectáreas para infraestructura urbana y, sobre todo áreas verdes; con una capacidad habitacional para 100.000 familias, que en su mayoría sean viviendas de interés social; con instalaciones para albergar a 10.000 empresas.

Deberá ser al mismo tiempo una Ciudad Inteligente, Tecnológica y Ciudad Verde, amigable con el medioambiente y, al efecto, desde antes de su construcción deberá contar con un Centro de Arborización que produzca pasto, plantas y árboles (decenas de miles); que respete y mejore el arroyo Los Sauces y en sus 2,5 km transcurra por un boulevard; no olvidar una laguna de recreación de 13,4 hectáreas que acompañe al centro comercial más grande de Sudamérica, de 173 hectáreas; también, un parque acuático de 10 hectáreas; un zoológico de 25 hectáreas para conservación y reintroducción de especies; un hospital de cuarto nivel; la más grande ciclovía de Sudamérica, de 46 km; un polo aeronáutico, hotelero, de negocios, etc., para provocar un flujo turístico de 8 millones de personas/año; esmerarse en construir el parque lineal más largo del mundo en las laterales de la nueva autopista Santa Cruz-Warnes, para que entremos en el Guinness Records, gracias a sus 28 km de largo y 310 hectáreas arborizadas.

¿Desafiante proyecto, verdad? ¡Un sueño colosal! Alguien ya lo avizoró, construir lo que ningún gobierno o algún capital extranjero lo hubiera intentado siquiera en el país: la Nueva Santa Cruz.

Tal desafío me trajo a la memoria la construcción de Brasilia -“de cero”- por el Gobierno brasileño, pero en el caso de la Nueva Santa Cruz, quien lo hará es el sector privado.

El 19 de mayo de 2021, el Grupo Empresarial Lafuente (GEL) -el mayor desarrollador de proyectos urbanísticos del país durante 25 años- y Santa Cruz Financial Group S.A. -el mayor grupo económico y financiero de Bolivia- suscribieron una alianza estratégica para financiar y ejecutar el megaproyecto urbanístico contemporáneo más grande del continente: levantar “de cero” una nueva ciudad.

¡Enhorabuena! No podía haber una mejor noticia para el país, cuando -en medio de la más severa crisis desde hace casi setenta años- y la desesperación que afecta a los más de 300.000 desocupados en Bolivia, se produce semejante anuncio que implicará a cortísimo plazo un enorme impulso para la reactivación de la economía, justo cuando más lo necesitamos. ¡Santa Cruz no se rinde ante la crisis! Y, como siempre…¡avanza, evoluciona y progresa!

No es un tema menor, más bien, es algo trascendental considerando la monumental inversión de 4.500 millones de dólares para financiar su construcción y a quienes deseen instalarse allí (instituciones, empresas y particulares), lo que debería merecer el apoyo de todos, mucho más, considerando la seriedad del proyecto por la intervención de la agencia estatal surcoreana líder en planificación y desarrollo urbano, LH. Korea Land & Housing Corporation, encargada de concebir el diseño de la primera Ciudad Inteligente en Bolivia y en la región latinoamericana, con las características indicadas, habiendo participado del proceso el consorcio de empresas coreanas de ingeniería de diseño Sunjin y Pyunghwa, así como la empresa boliviana Connal.

Alguien dirá “no es posible”, pero igual dijeron del Parque Industrial Latinoamericano en Warnes, hoy, una linda realidad -construido también por el GEL, en 2.000 hectáreas- siendo el sexto más grande del mundo y el mayor en Latinoamérica, sumando ya más de 100 empresas.

Para alegría de muchos, la ejecución de este inédito proyecto urbanístico impactará positivamente en la reactivación de la economía boliviana pues en lo inmediato movilizará más de 60 empresas de sectores vinculados a la construcción -áridos, cerámica, saneamiento, agua, electricidad, transporte, cemento, grifería, metalurgia, vidriería, madera, etc.- generando más de 15.000 empleos directos e indirectos a cortísimo plazo. ¡Solo en el inicio de obra se contempla que empiecen a funcionar más de 600 máquinas que trabajarán 24/7!

Qué bueno que así sea, porque su positivo efecto multiplicador se dejará sentir no solo en los nuevos ingresos e impuestos que generará la construcción de esta ciudad, sino -algo importante- en su armónico funcionamiento con la naturaleza, en función de lo cual la diseñaron los expertos surcoreanos de alto prestigio mundial. ¡Gran aporte empresarial para la reactivación económica y el bienestar social! Dios guarde, bendiga y prospere esta obra…

Comentarios