Edición Impresa

Si uno no quiere, dos no pueden

Escucha esta nota aquí

Y está claro que el presidente no quiere.

Por eso va tras de los “ricos”, que tienen “Grandes Fortunas”, a los que va a aplicar el 200% de multa porque no pagaron el “impuesto” que les había “impuesto” (no aplicado de manera racional y legal); no importa si, por medio de sus organizaciones matrices los empresarios interpusieron recursos en un Tribunal del Estado encargado de ver si la ley, el decreto, la norma se ajusta a derecho y a la Constitución. No, él decidió que el cobro vaya, sin respetar plazos y el ordenamiento jurídico, seguramente convencido de que el Poder Judicial va a actuar en “consecuencia política”.

Y así va a seguir. Página Siete refleja otro tema de la situación de manera muy clara: “La anterior semana estaba en Bermejo, Tarija y les he preguntado: ¿Han llegado las vacunas? ‘Solo para los médicos’. Me respondieron y les dije: Si yo he mandado para vacunar a todos y, luego me contestaron, que no han llegado. ¿Y quién administra la Gobernación? Otro partido político, otro gobernador, que nunca ha querido dialogar con nosotros”.

Arce intenta hacer creer que allá donde hay gobernadores y alcaldes “amigos”, llegan las vacunas… y seguirá subiendo la pared, con mentiras, además, porque la realidad es que no hay vacunas, ni para los propios ni para los extraños, ni para sus amigos ni para los enemigos que se empecina en hacer; lo que llega es insuficiente y lo que va a llegar seguirá siendo insuficiente y este no es un asunto de que se va a entregar a los “amigos” y a los del partido, porque los rusos, los chinos, los indios y los americanos no tienen vacunas suficientes; no las producen; el mundo consume más rápido de lo que ellos pueden abastecer, pero él hace discursos como esos para dar la sensación de que “puede” hacerlo… y así nos va a ir.

A Luis Arce le falta todo y él lo sabe , en consecuencia, busca mostrar que al menos tiene carácter y determinación, por eso no le importa que sean tan notorios lo abusos que cometen con la ex presidenta Jeanine Añez; sabe que no tienen “dos tercios” en la Asamblea Legislativa para iniciar ahí un juicio y ahí la tienen, tratando de “armar un caso”, como lo reconoció el ministro Iván Lima… Golpe de Estado, dice… y después reconoce el carácter de ex presidenta iniciando proposiciones acusatorias para juicios de responsabilidades en esa calidad. ¿Aberración? Si, pero no importa; “tiene que hacerlo”.

En cuatro acápites hay tres temas que son muy complicados de rectificar si el presidente persiste en ellos; uno ve el tema de los impuestos y sabe que si se hicieran correctas proyecciones sobre crecimiento económico y si tomara una sola variable: incentivar el empleo, por ejemplo, se tendría mayores ingresos para el Estado.

Claro, el problema es que así como va, no podrá hacerlo porque tendría que replantear todo lo hecho en ese campo para mostrarse como un gobierno confiable y así pudiera atraer inversiones y promover los emprendimientos privados legalmente establecidos con el objetivo de crear al menos 50.000 empleos anuales fijos (eso es estable) con sueldos que superen el mínimo nacional. Se habla de empleos dignos y permanentes, no bajo el injusto encubrimiento del auto empleo que deja desprotegida a la gente.

Pero no, esa no parece ser la idea de “gobernar”; por el contrario, parece que prefieren tensionar aún más las cosas, buscando “consolidar el triunfo a la fuerza”, no otra cosa significa establecer la política del “amigo/enemigo” con las vacunas, una estupidez no resiste una discusión de cinco minutos, porque así no se combate la pandemia; el virus no toca puertas ni pregunta quiénes son amigos del gobierno… pero, genera miedo y como hay elecciones al frente, tiene que hacerlo aunque después tenga que salir a “mostrar su lado humano” y se muestre “dadivoso”, hasta con sus enemigos.

Hay un cuarto tema que demuestra que la ruta crítica está trazada: “debe” copar políticamente el campo cruceño; la Chiquitania; la elección de Asambleístas Departamentales muestra el avance de la votación masista en la zona, allá donde es fácil demostrar que la ruta del fuego es la que sigue a las nuevas dotaciones de tierra; allá van a repartir o entregar masivamente tierra fiscal a los no oriundos, a los no nativos como dice la ley, sino a los “compañeros”. La fórmula parece haber dado resultado; el que se oponga será “racista” y enemigo… es un hecho y así nos va a ir, no importará la destrucción de los bosques, no importará el PLUS cruceño; ya están trabajando un proyecto para someterlo a uno nacional. Eso lo tienen claro.
Y falta un mes para los traspasos de mando a las nuevas autoridades electas; las que se van: ¿Tienen poco que hacer? Eso es relativo; se es autoridad hasta el último día de la gestión y este de las tierras debiera ser uno de los temas que los nuevos gobernadores de Santa Cruz y Beni y el que se va y el que llega debieran estar atentos y no se los he escuchado decir nada y el proyecto de ley marcha. Avisados están.

Escuché decir a la Sra. Sosa que “hay alcalde hasta el último día” y le recuerdo que el “nuevo impuesto” (a la riqueza) en el artículo 13 de la ley que lo creó dice que toda la recaudación del mismo será para el TGN, no se coparticipará con municipios y gobernaciones… si hay autoridad, debiera convocar a Max Johnny y trabajar en ello. Los impuestos son coparticipables, porque, además, son sobre bienes que están en municipios, sobre todo.
Hay harto que hacer, mientras, Arce sigue levantando su pared para marcar diferencias; debe creer que los ciudadanos “sólo somos ladrillos”.



Comentarios