Opinión

Siempre se ha actuado con cálculos políticos

El Deber logo
23 de julio de 2017, 4:00 AM
23 de julio de 2017, 4:00 AM

Lamentablemente no existe una planificación integral de mercados y el crecimiento de Santa Cruz de la Sierra, que ha sido desmesurado, ha generado también que las autoridades no tengan la capacidad de ordenar, para que los gremialistas puedan tener una óptima venta y que los centros de abastecimiento no sean parte del caos vehicular. 
 Ningunos de los gobiernos locales ha podido solucionar este problema álgido que, obviamente, denota en cuanto al desarrollo de una ciudad, en la parte urbana se ve estancada, porque la capital cruceña no deja de parecer un gran mercado persa. Las políticas municipales no acompañan en base a las normativas, a las leyes que tienen, porque llegar a un mercado es absolutamente un caos. 

Todo esto tiene que estar acompañado directamente con una planificación integral, junto con el transporte. Los mercados tienen que ser trasladados fuera del cuarto o quinto anillo para que se puede generar una planificación más amplia, más compacta, pero que tiene que ser pactada con los gremialistas.
El proceso electoral ha llegado a extremos y, como ofertas políticas, saben que la parte gremial es un segmento inmenso que define electoralmente, entonces las autoridades actúan con cálculos políticos y no viendo la capacidad y la planificación urbana que tanto se necesita.  
Todos los alcaldes han actuado en función al cálculo político, pactando precisamente con los dirigentes para generar un beneficio electoral y se deja de lado el interés de la ciudad y la comodidad del consumidor. Un mercado bien planificado, en el lugar que sea, va a tener mucha concurrencia. 

Tags