Edición Impresa

OPINIÓN

Transición del Diario Mayor de la era analógica a la digital

12/2/2021 06:00

Escucha esta nota aquí

Por Ciro Miranda Ricaldi

Para este escribidor todo comenzó en El Deber un 23 de enero del año 1982, cuando apenas tenía 21 años. Eran épocas precarias tecnológicamente hablando. Estábamos en los últimos estertores de la era analógica. Todavía llegué a escribir mis notas y titularlas en una antigua máquina de escribir Facit.

Para esa época ya era un veterano en las lides periodísticas porque empecé a trabajar en el diario Los Tiempos cuando tenía 17 años. Debo confesar que eso equivalió a matricularme en la mejor escuela de periodismo de Bolivia, gracias a la oportunidad que me dio mi maestro y mentor Guillermo Rivero Jordán y el apoyo ulterior que recibí del director, el ya legendario doctor Pedro Rivero Mercado.

Transcurridos ya 38 años del inicio de esa experiencia que la considero maravillosa, lo menos que puedo expresar es mi gratitud con la familia Rivero Jordán que me enseñaron a fungir este oficio con honestidad y entereza moral.

En estas casi cuatro décadas ocurrieron muchas cosas en mi vida. Me convertí en un escribidor maduro que supo de glorias y otras menos afortunadas. Me atrevo a escribir estas líneas con la idea de reivindicar el buen nombre de mis antiguos jefes para quienes guardo solo afecto y lindos recuerdos.

Ya alguna vez dije que hay muchas noches en las que me sueño en esas lides de la prensa. No puedo evitarlo porque marcaron mi existencia y lo seguirán haciendo en lo que me resta de vida. Escribo este artículo a manera de homenaje porque estamos en un nuevo aniversario de la fundación del Diario Mayor que fue un 11 de febrero de1965, en su segunda época.

Ahora solo quedan como recuerdo esas épocas del periodismo analógico y que ahora dio paso a la era digital que domina todo el acontecer actual.

Tampoco puedo dejar pasar lo ocurrido en 1995 cuando acababa de volver de un viaje a Estados Unidos y promoví una charla sobre la magia de la entonces naciente internet. Cacho Rivero en esa oportunidad me pregunto en qué nos podía beneficiar una charla sobre ese novel tema que nos dio mi amigo Raúl Morales que dirigía un instituto que enseñaba inglés. Ahora estoy seguro que el ingeniero Rivero me tiene que dar la razón sobre la importancia que adquirió el último tiempo la digitalización de las comunicaciones.

Gracias a ese paso tecnológico el año 2013 tuve oportunidad de ser becado para un diplomado en el TEC de Monterrey sobre herramientas digitales del que estoy muy agradecido con la Fundación Cultural Pedro y Rosa.

Que este articulo quede para la anécdota y la historia del Diario Mayor escrito con letras de oro.


Comentarios