Opinión

Tras la rendija...

El Deber logo
6 de abril de 2017, 4:00 AM
6 de abril de 2017, 4:00 AM

_La grabación de una cámara de seguridad ha sido clave para obligar a que un chofer se entregue a la Policía, días después de protagonizar en una avenida de la capital cruceña un lamentable accidente que dejó en muy mal estado a un niño. El video desnuda la dramática situación en la que el conductor pasa su motorizado por encima del infante, intenta detenerse y se da de inmediato a la fuga. Son muchos los casos anteriores y parecidos de falta de sensibilidad humana para ofrecer auxilio y, por el contrario, se opta por escapar para no asumir responsabilidades. Una decisión así solo agrava la situación jurídica del protagonista de un accidente, que supone que se librará de la culpa si nadie lo vio. Sin embargo, esta vez el conductor no se libró de una cámara y la difusión de la desagradable imagen ha ayudado a dar con él. Por eso es clave que la vigilancia con este sistema de registro se expanda en todas las vías de la ciudad.  

_Gualberto Cusi sufre en este momento el drama de la “muerte civil”.  El caso del ex poderoso exmagistrado es una muestra de cómo se puede estar arriba y caer rápidamente en desgracia. Su desesperación lo ha llevado a pensar en irse de Bolivia porque dice que no encuentra trabajo y no tiene ni para comer. Por distintas circunstancias, es lamentablemente un “muerto en vida”. Si alguien tan conocido como él vive este drama, imaginemos qué pasa con otros ciudadanos comunes. Nada justifica el escarnio contra algún ser humano. 

_La situación de la OEA está supercaliente por las secuelas del caso Venezuela. El presidente Morales cuestionó al organismo y a su actual secretario, Almagro. Bolivia es noticia por esto cuando lo deseable es que el incendio no crezca. 

Tags