4 de septiembre de 2023, 4:00 AM
4 de septiembre de 2023, 4:00 AM

Este año no pinta nada bien para Bolivia en términos económicos. La gestión empezó con la escasez de dólares, las Reservas Internacionales Netas en divisas cayeron el 8 febrero a $us 372 millones y el primer trimestre cerró con la intervención de Banco Fassil, considerada la tercera entidad financiera del sistema nacional. Entonces, es momento de hacer un alto y repensar la relación entre Gobierno y empresarios para apuntalar la economía y acercarse a la previsión de crecimiento.

Ahora que se conocen los datos de las exportaciones al primer semestre, los datos tampoco son alentadores. Los ingresos cayeron un 25%, el equivalente a $us 1.793 millones, una cifra próxima a los $us 1.700 millones que aprobó el Legislativo en créditos externos este año. Y todavía lejos de los $us 4.000 millones que proyectó el Ministerio de Economía. Es por ello que urge suspender las restricciones a las exportaciones, los alimentos de los bolivianos están asegurados porque se vende el excedente de producción.
Pero ¿dónde se percibe más la disminución en la venta externa? De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, hay variaciones negativas en un 28% en agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca. Esto cuando la producción agropecuaria tiene la posibilidad de generar ingresos por más de $us 5.000 millones anuales (dato de Cainco).

Otro sector que se ha resentido es la extracción de hidrocarburos con un descenso del 24,4% y la minería en 19,8%. Y la industria manufacturera registra una reducción del 26,4%. En urea, bandera de la industrialización de gas, se exportaron $us 100 millones menos a junio de 2023 con respecto al mismo periodo de 2022. El litio, que se presenta como la gran tabla salvadora, todavía es una industria que necesita desarrollo.

Pero como todo depende del cristal con el que se mire, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, justificó que “el Gobierno de Bolivia prioriza la demanda interna sobre las exportaciones como "motor" del crecimiento del país”. Las autoridades debieran ver lo sucedido en Venezuela, la mayor presencia del Estado en la economía, vía empresas solo los ha llevado a la miseria y el éxodo de millones de venezolanos.

La escasez de dólares persiste por los menores ingresos vía exportaciones. Desde el Banco Central de Bolivia dicen que se ha normalizado la demanda de dólares, pero las remesadoras siguen pagando en bolivianos el giro que se envía en dólares. Cuando faltan cifras positivas, las autoridades también echan mano de las remesas. Se olvidan que no es un logro del Poder Ejecutivo el envío de dinero de migrantes a sus familiares. Todo lo contrario. Se fueron porque no encontraron oportunidades de trabajo, pese a que el país registra un desempleo del 4,2%. Un dato que no alcanzan a los miles de bolivianos que abandonan su tierra. En las redes sociales se pueden ver grupos de residentes bolivianos en Estados Unidos que cada semana dan la ‘bienvenida’ a nuevos miembros. 

Somos conscientes de que Bolivia no aprovechó su bonanza económica para cambiar la matriz productiva, lo que convierte al país en una economía con alta vulnerabilidad a los precios internacionales y los shocks externos. Sin embargo, es posible revertir esa medida y la última reunión del Gobierno con la dirigencia de los empresarios y el agro cruceño, genera esperanza en la consecución de un cambio importante.

En este sentido, el Ministerio de Obras Públicas y Servicios debiera ir en la misma línea de Presidencia, porque hoy Bolivia necesita mayor producción y es contraproducente que aliente un bloqueo para imponer una carretera, en vez de buscar soluciones que dejen satisfechos a todos.
¿Qué se viene para el último trimestre del año? Por ahora, las protestas vuelven a ser la cotidianidad, alejando inversiones, frenando proyectos y deteriorando todavía más la imagen del país. Pero la llave más importante para revertir la historia económica de Bolivia la tiene el Gobierno. Todavía se puede producir más y exportar más, generando un mayor ingreso de dólares.

Tags