13 de abril de 2022, 4:02 AM
13 de abril de 2022, 4:02 AM

El proceso de elección del Defensor del Pueblo está a medio camino, pero ya ha dado señales de manipulación y direccionamiento para favorecer a un candidato que sea cercano al Movimiento al Socialismo y que además represente al departamento de La Paz.

No otra cosa significa que de los 72 postulantes habilitados, la mayoría tiene trayectorias o antecedentes de cercanía al partido de gobierno y 43 de ellos pertenecen a La Paz. Por el contrario, solo uno es de Santa Cruz, ya que la más de una decena de otros candidatos de esta región fueron inhabilitados.

El país del centralismo no ha cambiado un ápice y en cada ocasión en que el Estado tiene la oportunidad de remarcar ese concepto de acumulación de la administración de poder en La Paz, el gobierno también central no duda en hacerlo, como en este caso.

La comisión calificadora de la Asamblea Legislativa apartó a 126 candidatos que presentaron sus postulaciones, y lo hizo con diversos argumentos que refieren a supuestos incumplimientos de requisitos. En algún caso, se argumentó incluso la falta de la firma en la hoja de vida como causal de inhabilitación, pese a que el afectado demostró que el documentó sí lleva su rúbrica.

Curiosamente, quedó habilitada la actual defensora del pueblo, pese a que la ley dice que no existe reelección en ese cargo. Ella llegó allí como interina en reemplazo de David Tezanos Pinto quien fue apartado de las funciones, pero permanece más de tres años, lo que tendría que considerarse como una razón para su inhabilitación. 

El caso es que la señora Nadia Cruz le ha sido muy útil y funcional a las administraciones de Evo Morales y Luis Arce, y a la vez muy crítica durante la gestión de la presidenta Jeanine Áñez, condiciones que podrían considerarse “meritorias” desde el punto de vista del oficialismo para continuar en el cargo.
Quizá esa es la razón de su habilitación y probablemente de su próxima elección, como se viene especulando. Al respecto, la opositora Comunidad Ciudadana ha presentado una impugnación contra la postulación de Cruz porque la considera inconstitucional e ilegal. 

Según el jefe de bancada de Comunidad Ciudadana, el abogado Carlos Alarcón, la Constitución y la ley que impiden la reelección del puesto no hace ningún distingo entre el desempeño del titular o del interino, sino que en todos los casos se refiere simplemente al desempeño del cargo de Defensor del Pueblo.

En contraste, la comisión inhabilitó al candidato representante del Comité de Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales, quien presentó una impugnación contra la comisión mixta de Constitución que lo apartó de la carrera porque supuestamente su hoja de vida no estaba firmada. El candidato mostró a los medios de comunicación la prueba de que la documentación llevaba su firma.

Con un Defensor del Pueblo cercano al gobierno, la institución pierde completamente su razón de ser. La función del cargo precisamente consiste en defender los derechos de los ciudadanos frente a los atropellos del Estado y sus centenares de instituciones. Si a alguien le quedara dudas de la naturaleza del puesto, simplemente hay que recordarle que el nombre de la institución es “Defensor del Pueblo” y no “Defensor del Gobierno”.

Tags