Opinión

Un regalo para Santa Cruz de la Sierra

El Deber logo
15 de septiembre de 2017, 4:00 AM
15 de septiembre de 2017, 4:00 AM

El orden de la ciudad puede ser uno de los más preciados regalos del Gobierno Municipal a Santa Cruz de la Sierra en este mes de septiembre. La intención está planteada, se han hecho las inversiones y existe un plan para el traslado de comerciantes a modernos mercados, pero no es una cruzada sencilla.

El proceso comenzó con el exitoso traslado de 2.444 comerciantes del Plan 3.000. Dejaron su asentamiento en la rotonda y se fueron a un mercado moderno en el sexto anillo de la avenida San Aurelio. 

No obstante, apareció similar cantidad de gremialistas que ahora están asentados en los alrededores de este centro de abastecimiento, después de haber tomado posesión de las áreas verdes y argumentando que no se moverán de ahí aunque el municipio les hubiera ofrecido otros espacios para que vendan 
en orden. A ellos se suman los vendedores de alasitas, responsables de unos 1.500 puestos, que se rehúsan a cumplir lo que dispone la autoridad de la ciudad, porque quieren asentarse donde siempre lo hicieron, es decir donde a ellos les parece, sin tomar en cuenta las disposiciones que obedecen a una planificación.

El plan de ordenamiento está comenzando y debe terminar a comienzos del próximo año. Queda el traslado de la mayor parte de gremialistas, los de Los Pozos, La Ramada y el Abasto. Para que se cumpla lo anunciado, se han invertido 140 millones de bolivianos y existe el respaldo tanto de los colegios de profesionales como de la ciudadanía, que esperan que desde el municipio se pueda construir una ciudad donde ejercer el propio derecho no signifique sacrificar el de los demás.

Santa Cruz de la Sierra tiene alrededor de dos millones de habitantes, es la ciudad de mayor crecimiento a escala nacional y por eso no puede estar expuesta a que un sector (el de los gremialistas) imponga su voluntad a costa del bienestar de los demás. El Gobierno Municipal está en un momento fundamental para mostrar que es capaz de cumplir lo prometido, de ejercer autoridad y de dar certidumbre a la mayoría de los pobladores de esta tierra. El mes del aniversario departamental es la oportunidad de hacerle ese valioso regalo. 

Tags