Opinión

Un verdadero homenaje a la libertad en Santa Cruz

26/9/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

Gary Prado Araúz - abogado

Ayer, como parte de los homenajes a esta tierra bendita y sus mujeres y hombres libres, se reivindicó la libertad, la justicia y la dignidad. En un acto de reparación histórica, el señor ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en representación de la presidente Jeanine Añez, presentó ante el Tribunal de Sentencia 5to de la ciudad de La Paz, el memorial con el cual retiró la acusación particular en el malhadado caso o proceso judicial denominado Terrorismo 2.

El ministro Murillo tomó esa decisión, como lógica consecuencia de lo que ya en enero había hecho con el caso original denominado Terrorismo 1. Hábilmente, la cartera de Estado a cargo del ministro Murillo aguardó a que el Ministerio Público - que a denuncia del ahora reo rematado Marcelo Soza y entonces fiscal de Materia Marcelo Soza inició de oficio esta funesta investigación - resolviera retirar su propia acusación pública, para proceder con la que había sentado el ex ministro Hugo Moldiz.

El origen de esta saga judicial se da cuando la entonces fiscal departamental de La Paz Betty Yañiquez (antes juez instructor a cargo de "controlar" la investigación de Soza y ahora diputada masista), en agosto de 2010, ordenó la apertura de un nuevo caso, reconociendo la ineficiencia de Soza para investigar (Soza llevaba desde abril de 2009 con el T 1) y asignó la investigación al fiscal Harry Suaznabar, quien no la concluyó y renunció al Ministerio Público. En esa investigación se repitieron los abusos y violaciones de Derechos Humanos y garantías jurisdiccionales. Otra vez las prolongadas detenciones preventivas se sucedieron en La Paz, las presiones psicológicas se dieron contra dos mujeres jóvenes, madres en proceso de lactancia - a quienes se detuvo preventivamente en el COF de La Paz, separándolas de sus hijos - pretendiendo que falten a la verdad incriminando falsamente a personalidades cruceñas. Se violentó el principio jurídico de Non bis in ídem (no procesar dos veces por la misma causa), acusando a tres personas que ya estaban siendo juzgados por los mismos delitos, o en el caso de otros tantos que habían sido sobreseídos en T 1 y se los acusó en T 2. En fin, una serie de vulneraciones y abusos que sólo un gobierno despótico como el de Morales podía cometer.

10 años y algunos días cumplió el montaje T 2, hasta que la fiscalía decidió enmendar sus pasos dirigidos políticamente por el masismo e instruir el retiro de la acusación.

Y ese es el momento en que, rindiendo un homenaje a esta tierra, el gobierno de la presidente Añez encomienda al ministro Murillo actuar en consecuencia y retirar al Órgano Ejecutivo del montaje judicial. Un verdadero triunfo de la verdad y la justicia, sobre la infamia y la manipulación de policías, fiscales y jueces.

Quiero agradecer a la presidente Añez, nuevamente, y al ministro Murillo, por la decisión de actuar en derecho y reivindicar los valores justicia y libertad en esta actuación llena de objetividad.

¡Dios los bendiga y bendiga a Santa Cruz en el aniversario de su grito libertario!!