5 de agosto de 2023, 13:28 PM
5 de agosto de 2023, 13:28 PM

La última Encuesta de Estimación Poblacional, elaborada por el Instituto Cruceño de Estadística (ICE), confirma tendencias de crecimiento poblacional para el departamento de Santa Cruz, para su ciudad capital y su área metropolitana. Según este relevamiento, se han alcanzado hitos numéricos importantes: el departamento acaba de sobrepasar los 4 millones de habitantes; Santa Cruz de la Sierra ya supera con holgura los 2 millones, y los municipios que forman parte del área metropolitana ya se acercan a los 600.000 habitantes.   

Dos de estas tendencias tienen que ver con el flujo migratorio de otras regiones de Bolivia hacia el departamento cruceño y con la migración campo-ciudad. Esto se colige del hecho de que la región metropolitana de Santa Cruz registra el mayor crecimiento poblacional de todo el territorio comprendido en el estudio: una tasa del 5,52% anual (comparado con el 4,60% del departamento) explica el porqué la ciudad capital y sus alrededores se han convertido en la urbe más poblada del país, con un total de 2,81 millones de habitantes.

En los discursos políticos se suele mencionar que Santa Cruz de la Sierra va mucho más allá del cuarto anillo en términos de representatividad. Dejando de lado las insinuaciones de afinidades partidarias, los políticos están en lo cierto al menos en términos numéricos, porque ahora el Plan Tres Mil tiene más de 300.000 habitantes, seguido por Pampa de la Isla, con 284.000, y la zona de Los Lotes, con 209.000. Vale decir que sólo estos tres distritos, ubicados en las zonas este y sur de la ciudad, ya comprenden un 35% de los 2,25 millones que viven en la ciudad capital.

La consolidación del área metropolitana se confirma observando lo que sucede en los municipios aledaños: Cotoca es el municipio con mayor crecimiento del departamento (13,43%), seguido por Warnes (8,85%), La Guardia (7,82%), Porongo (5,17%) y Santa Cruz de la Sierra (4,99%). Claramente, la periferia crece a un ritmo más acelerado que la capital.

Probablemente las zonas rurales en general han tenido un crecimiento modesto, pero sí hay municipios que no le pierden pisada a las zonas urbanas. Tal es el caso de los municipios fronterizos de Puerto Quijarro (9,62%) y Puerto Suárez (5,68%), y los centros productivos de Buena Vista (5,88%), El Carmen Rivero Tórrez (5,68%), San Juan (5,51%) y Ascensión de Guarayos (5,18%).

Como se puede apreciar, la encuesta del ICE, entidad desconcentrada de la Gobernación cruceña, brinda un panorama cuantitativo y cualitativo de mucho valor, porque al final de cuentas todas las políticas públicas se basan en una distribución demográfica. Y el no tener datos actualizados afecta en mayor medida a las regiones que tienen las mayores tasas de crecimiento. De ahí que las autoridades cruceñas han sido insistentes en la necesidad de realizar el censo nacional a la brevedad posible.  

Voceros del INE, por su parte, han restado valor a las encuestas del ICE, aduciendo que sólo un censo poblacional –que, por supuesto, cubre el cien por ciento de los hogares–, puede brindar resultados confiables. Consideran que los datos de la entidad cruceña son exagerados y que buscan condicionar los resultados de la gran encuesta nacional. Si bien no se puede hablar del mismo grado de exactitud entre uno y otro ejercicio, tampoco se puede desconocer que el levantamiento poblacional de ICE es un instrumento estadístico totalmente válido.

De hecho, los datos presentados corroboran proyecciones de gobiernos locales que ya vienen lidiando con las crecientes necesidades y exigencias de sus respectivas comunidades. Más allá de la polémica, que la información sirva para que todos los niveles de gobierno vayan planificando sus presupuestos y políticas en función de una nueva realidad poblacional, como seguramente el censo nacional va a terminar de confirmar.  

Tags