Edición Impresa

Vacunódromos

Escucha esta nota aquí

Está aceptada la expresión vacunódromo por la Academia de la Lengua para denotar un lugar donde se vacuna masivamente. Al respecto sería pertinente sugerir a las autoridades de salud que instalen vacunodromos en todos los lugares una vez que se disponga de un buen recaudo de vacunas.

La facilidad es primordial para realizar esta cruzada solidaria en favor de la población sin mayores exigencias burocráticas, salvo las necesariamente imprescindibles y de orden médico-preventivo para posibilitar la mayor efectividad de la vacuna y no causar consecuencias colaterales.

Las cajas de seguro social que disponen de ambulancias podrían acondicionar a estos útiles vehículos para transformarlos en pequeños vacunodromos ambulantes con personal médico adecuado que puede desplazarse a los lugares más alejados, donde reside la población más necesitada, es decir, los discriminados y olvidados.

Las farmacias que suman una cantidad muy considerable y una cobertura geográfica envidiable en el país prestarían un servicio invalorable a la población vacunando durante todas las horas de atención, que sería una amable retribución a los clientes que compran medicamentos.

Los puestos de control en las carreteras serían otros puntos útiles de vacunación inmediata; éstos están controlados por la Policía y disponen de personal suficientemente idóneo para vacunar sin mayor dificultad. Por los puestos de control circulan miles de pasajeros que se trasladan de una geografía a otra y, vacunados, reducen casi a cero la posibilidad de contagiarse o contagiar.

La vacuna es primordial para todos aunque existan reticentes que no aceptan que la vacuna introducida en el organismo provoca la formación de anticuerpos capaces de oponerse a la infección causada por un determinado virus y posibilitando que el sistema inmunológico de la persona se recupere.

La vacuna salva vidas y se registran tristemente más de dos millones y medio de fallecidos en el mundo por causa del virus ante la inexistencia de una vacuna; mortalidad que se hubiese evitado si la humanidad hubiese dispuesto con antelación de una vacuna. Esa deplorable cantidad de hermanos nuestros muertos debe inclinarnos a una profunda reflexión pues podríamos haber sido nosotros y, ahora con las peligrosas mutaciones del virus, debemos cuidar diligentemente a nuestra juventud.



Comentarios