Edición Impresa

Victorias municipales del MAS en 2021

Escucha esta nota aquí

Ganar un municipio en las urnas no es fruto del azar o de la casualidad; más bien, es el resultado de un trabajo anticipado al proselitismo, y, por ende, a la jornada de votación, traducido en tener un fuerte aparato político, candidaturas destacadas para el electorado, recursos económicos, y cuadros de militantes formados que saldrán a la conquista del voto.

En base a esto, el Movimiento al Socialismo es la única organización política con presencia nacional y que participa con su propia sigla en los diversos espacios.

Para 2010, este partido se hizo de la Alcaldía y 100% del Concejo Municipal en veintidós municipios al ser el único participante: Icla (Chuquisaca); Curva, Comanche, Waldo Ballivián, Teoponte (La Paz); Arque, Villa Tunari, Chimoré, Entre Ríos, Vila Vila (Cochabamba); Curahuara de Carangas, Cruz de Machacamarca, Yunguyo de Litoral, Coipasa, Chipaya, Andamarca, Carangas de Mejillones (Oruro); Urmiri, Tacobamba, Toro Toro, Caripuyo, San Agustín (Potosí).

En 2015, obtiene estos treinta municipios al ser único competidor: Waldo Ballivián, Nazacara de Pacajes, Ichoca, Catacora (La Paz); Morochata, Sacabamba, Villa Tunari, Totora, Puerto Villarroel, Vila Vila, Tacachi, Tiraque (Cochabamba); Huachacalla, Cruz de Machacamarca, Yunguyo del Litoral, Esmeralda, Antequera, Andamarca, Belén de Andamarca, La Rivera, Todos Santos, Carangas (Oruro), Urmiri, San Antonio de Esmoruco, Arampampa, San Agustín (Potosí), Yunchará (Tarija); asimismo, ganó Loreto, Baures y Huacaraje (Beni) por la inhabilitación de Unidad Demócrata.

Las elecciones del 7 de marzo serán un mero trámite para el MAS en veintiocho municipios, al ser el único asistente, entre ellos el paceño Nazacara de Pacajes, los cochabambinos Cocapata, Sicaya, por mencionar algunos. Sin embargo, este partido no tiene esta característica en comunas de Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando.

Una victoria refleja el grado de organización territorial de una organización política. No hay victorias fáciles, y, de ser así, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) hubiera ganado el municipio orureño de Todos Santos (Provincia Mejillones), fronterizo con Chile: El 5 de diciembre de 2004, jornada electoral, se dio algo insólito, y no por el bajo índice de abstencionismo (3.17%), sino porque 53.55% votó nulo y 46.45% en blanco. Ello se debió a que los postulantes miristas no eran del lugar, y ni siquiera se inscribieron para votar sí mismos ya que, de haber obtenido un solo voto válido, habrían tenido dominio sobre la Alcaldía y el Concejo Municipal.



Comentarios