Opinión

¡Volviendo a clases!

El Deber logo
21 de julio de 2017, 4:00 AM
21 de julio de 2017, 4:00 AM

Les transcribo una carta medio rara: “El lunes terminaron mis vacaciones invernales y, como hubo unos días infernales, me quedé en casa porque me enseñaron en la escuela que lo primero es la salud y hay que cuidarla. ¡Qué vidita! Para combatir el frío desayuno en la cama luego de madrugar a las 10 de la mañana, masaje con mentisan por todo mi subdesarrollado cuerpo, sopas calientes y una estufa a full.

En el colegio habría sufrido mucho, porque hay un vidrio roto que filtra todo el aire helado. En verano funciona bien, por eso es que no lo cambian, pero, durante el día, ese viento me sopla a mis oídos, martirio gratis que no puedo soportar.

Yo amo la escuela, pero no tengo la culpa de que cada año, cuando terminan las vacaciones, empieza el frío y yo decido alargar mis vacaciones. En casa nunca me dicen nada, porque comprenden mi sacrificio.

No me expuse hasta hoy a los fríos vientos que azotaban mi cuerpo de la cabeza a los pies. Quedarme en camita viendo tele fue lo más reconfortante que se me pudo ocurrir, aunque no tan bueno como no bañarme. Lo reconozco porque bañarme representa tener que afeitar mi barba de una semana, sacarme los pelos de la nariz y de las orejas, ponerme una loción que me regaló mi suegra que huele a camarín de fútbol en segundo tiempo. 

Nada de eso hice, porque me di vacación forzada de cuatro días, pero hoy vuelvo a clases porque me ha llamado la directora de colegio y me ha amenazado con descontarme mis días no trabajados, porque soy profesor de matemáticas, y si mis cálculos no me fallan, eso representa la cuarta parte de mi sueldo. Sin esa plata me quedo yesca porque me di unas vacaciones muy candelas en las playas del Caribe. Además, hoy vuelvo a clases porque es viernes de k’jaras y ahí sí me multan mis colegas si no comparto con ellos y con ellas, bailando con orquesta, metiéndole al trago hasta que las velas no ardan. Todo sea por tener un magisterio unido, hasta en el frío” Atte. Profe (firma ilegible). 

Tags